Previous Next
13

El titular del Juzgado de Instrucción número 3, José Castro, dejó ayer en libertad al hombre y su sobrino detenidos por provocar el miércoles un incendio que arrasó 6 hectáreas en s'Aranjassa (Llucmajor).

El Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil arrestó a los dos familiares, de 22 y 47 años de edad, horas después de declararse el siniestro, que calcinó 4,7 hectáreas de masa forestal y 1,5 hectáreas de terreno agrícola. Se les acusa de una imprudencia temeraria, ya que estaban cortando chatarra con maquinaria cuando una chispa saltó y originó las llamas.

Poco antes, otros cuatro incendios en el término de Llucmajor habían puesto en jaque a las fuerzas se seguridad, que no daban abasto para contenerlos. Esos fuegos fueron obra de uno o varios pirómanos, y no tienen nada que ver con el de s'Aranjassa que se saldó con dos detenidos.

Ayer, el Ibanat (Instituto Balear de la Naturaleza) procedió a extinguir o controlar todos los frentes abiertos que quedaban en Mallorca. A las 16.20 horas se dio por finiquitado el fuego de Son Granada, en Llucmajor, y por la mañana el de Son Caliu, en Calvià. Este último ha calcinado 33 hectáreas de pinar, y no las 65 que se informó inicialmente.

Para hoy a las nueve y media de la mañana se ha convocado una reunión urgente entre el conseller de Agricultura, Gabriel Company, y la Guardia Civil, la Policía Nacional, policías locales y agentes de Medi Ambient. El objetivo es abordar las causas de los últimos incendios forestales y estrechar la coordinación.

Fiscalía

Por su parte, el GOB pidió ayer al conseller Company que se reúna «sin más demora» con el Fiscal Superior de Balears, Bartomeu Barceló, «para impulsar una línea de investigación» sobre la profusión de incendios forestales. La asociación ecologista reclama en un comunicado que se habiliten los suficientes medios humanos y materiales para que la Guardia Civil y los agentes del Instituto Balear de la Naturaleza (Seprona) puedan investigar de forma coordinada.