Los detenidos llegaron a la sede judicial después de las seis de la tarde. | ALEJANDRO SEPULVEDA

29

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Palmanova procedieron, en la madrugada del jueves al viernes, a la detención del cabecilla de la banda de carteristas rumanos que perpetró más de 40 robos en Calvià.

El cabecilla fue arrestado en un hostal de s'Arenal y está considerado el pilar fundamental de la organización jerárquica.

Tal y como les adelantó ayer, en exclusiva Ultima Hora, la Benemérita desarticuló una banda formada por nueve rumanos que utilizaban a dos mujeres embarazadas para cometer decenas de robos en Peguera, Santa Ponça y Palmanova.

Pasadas las seis de la tarde, un autobús de la Guardia Civil condujo hasta los jugados de vía Alemania a los sospechosos y fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 10 que ayer ejercía funciones de guardia.

La investigación policial ha sido muy complicada dado que desde el pasado mes de abril en el término municipal de Calvià se detectó un importante incremento de robos y hurtos al descuido cometidos en autobuses, comercios y playas.

Todos los hechos delictivos presentaban el mismo patrón. Los investigadores del caso descubrieron que los implicados eran rumanos con amplios antecedentes policiales que se habían trasladado a Mallorca para su temporada alta de robos. En invierno habían estado en Canarias, también cometiendo decenas de hechos delictivos y, en Semana Santa viajaron a Austria y otros países europeos. Los rumanos actuaban de tres en tres, con una mujer como gancho.