6

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas que pertenecen supuestamente a una red de falsificación y distribución de documentos de identidad falsos que operaba en Palma desde hace varios años.

Los arrestados, a los que se ha incautado ocho documentos falsos, están acusados de un delito de falsedad, indica hoy este cuerpo de seguridad en una nota, en la que detalla que la operación se inició cuando se detectaron varios documentos fraudulentos, especialmente de nacionalidad rumana y búlgara.

El principal detenido de la organización responde a las siglas I.C., es de nacionalidad moldava y se servía, según la Policía, de numerosos «captadores» en España que ofrecían a personas de países de Europa del este en situación irregular la posibilidad de regularizarse a través de documentación de identidad falsedad.

Estos documentos eran carnés de conducir, cartas de identidad o pasaportes de Rumanía y de Bulgaria y la red los facilitaba a cambio de una importante suma de dinero, indica la Policía.

El pasado viernes 18 los investigadores averiguaron que se estaba preparando un viaje desde Moldavia a España para transportar documentación falsa realizada en el primer país y se localizó al sospechoso.

El hombre viajaba en barco desde Barcelona cargado con los documentos falsificados, que se encontraron en un registro hecho a su llegaba a Palma en la furgoneta que transportaba, donde se localizaron cinco carnés de identidad falsos.

Dentro de la misma investigación se ha detenido a dos empresarios de Mallorca que supuestamente tramitaban contratos de trabajo falsos a nombre extranjeros irregulares, a los que cobraban 750 euros por contrato.
Estos contratos se usaban luego para realizar los trámites de obtención de la tarjeta de residencia por arraigo laboral.

La Policía no especifica en la nota la vinculación a la red de los otros dos detenidos.