Imagen del cerco policial en torno al tractor. | A. Sepúlveda

8

Un hombre de 75 años de edad, llamado Antoni Jaume Oliver, falleció en la mañana de ayer cuando trabajaba con un tractor en una finca de Sencelles y le cayó encima un almendro. Cuando los equipos de emergencia llegaron a esos terrenos ya no pudieron hacer nada por la víctima.

La Guardia Civil y la policía tuvieron noticias del accidente sobre las 9.58 horas y hasta el camino de Son Roig se desplazaron varias unidades, así como los bomberos del parque de Inca, ya que las primeras informaciones apuntaban a que el hombre estaba atrapado.

Desnucado

La primera persona que encontró el cuerpo fue un joven llamado Pedro que tenía que realizar unos trabajos en la finca y al llegar escuchó el motor del tractor en marcha. Al acercarse, descubrió que el vehículo agrícola estaba cubierto por un árbol, que había caído sobre la espalda de Antoni.

Cuando los funcionarios policiales llegaron, se encontraron con que el almendro cubría el tractor y que una de las ramas había golpeado la cabeza de Antoni Jaume. Todo indica que el pagés falleció desnucado, pero deberá ser la autopsia la que aclare este extremo. Los bomberos de Inca retiraron las ramas y liberaron el cuerpo, mientras un médico certificaba el fallecimiento.

La Guardia Civil está confeccionando el atestado sobre lo ocurrido, que será remitido al juez de Inca, y de la reconstrucción de los hechos se desprende que Antoni Jaume estaba trabajando sobre el tractor cuando pasó muy cerca de un almendro. Una de las palas se enganchó al árbol y el vehículo siguió su marcha, sin darse cuenta. Cuando lo arrancó ya era demasiado tarde y cayó sobre la espalda del pagés, golpeándole mortalmente en la nuca y la cabeza.

La noticia del fallecimiento del septuagenario en la finca de Sencelles causó ayer una gran conmoción en el municipio.