13

Los asesinatos y homicidios intencionados (dolosos) aumentaron un 46,3% en Balears el pasado año, al pasar de 41 en 2010 a 60 en 2011, según la estadística de criminalidad del Ministerio del Interior facilitada hoy por la Delegación del Gobierno en Balears.

Los delitos contra la vida han sido los que mayor aumento de criminalidad han registrado en el archipiélago, muy por encima de los hurtos, que subieron el 23,1 %; los delitos contra la seguridad vial, que aumentaron el 21,4 %; las faltas por lesiones, que lo hicieron el 11,9 %, y los delitos contra el patrimonio, que subieron un 3,9 %.

Baleares fue la comunidad autónoma con el índice de criminalidad más elevado en 2011, con 66,9 delitos cada mil habitantes, solo por detrás de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, de acuerdo con los datos ofrecidos la semana pasada en el Congreso por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Durante el pasado año el número de delitos y faltas instruidas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado aumentaron en el archipiélago un 6,1 %, al pasar de 70.162 en 2010 a 74.455.

La criminalidad del capítulo de delitos contra la vida, integridad y libertad de las personas aumentó el pasado año en Baleares un 6,7 % al elevarse a 5.104 delitos frente a los 4.782 del año 2010.

Además de los asesinatos y homicidios dolosos, que aumentaron en 19, los malos tratos en el ámbito familiar subieron un 8,7 % al pasar de 2.729 en 2010 a 2.966 en 2011.

La pornografía infantil experimentó un descenso del 44,2 % al registrarse 24 delitos frente a los 43 que fueron investigados en 2010 y la corrupción de menores también bajó el 6,3 % al producirse un delito menos, 15 frente a 16 del año anterior.

En general, los delitos contra el patrimonio subieron el año pasado un 3,9 % y pasaron de 26.596 a 27.641.

De este capítulo el mayor aumento, del 12,1 %, lo registraron los robos con violencia en las viviendas, 82 en 2011 frente a los 73 del año anterior.

Los robos con fuerza en las cosas bajaron un 1,7 % y se redujeron en 221, pues en 2010 hubo 13.221 y en 2011 se produjeron 13.000.

De este capítulo, los robos con fuerza en las viviendas descendieron el 16 %, 2.921 en 2011 frente a los 3.476 del año anterior, y los robos con fuerza en establecimientos bajaron el 17,5 %, al pasar de 3.541 a 2.923.

Los robos con violencia en vía pública experimentaron una bajada del 8,9 % al registrarse 939 en 2011 frente a los 1.031 el año anterior; los robos con violencia en las viviendas subieron el 12,3 % (82) y los robos con violencia en establecimientos descendieron el 14,8 %, (178 en 2011 frente a los 209 en 2010).

Los hurtos han aumentado el 23,1 % y se ha pasado de los 6.757 registrados en 2010 a los 8.318 en 2011; la sustracción de vehículos ha descendido el 14,7 %, de 1.709 a 1.457; y el blanqueo de capitales no ha experimentado variación: 10 casos igual que en 2010.

Las faltas de lesiones subieron el 11,9 % en Baleares el año pasado, al registrarse 3.031 frente a las 2.708 de 2010, y las faltas de hurtos un 7,1 %, de 21.794 a 23.332.

También las faltas de daños, amenazas y coacciones, contra intereses generales y contra el orden público subieron el 5,7 % al pasar de 12.644 a 13.359.