Imagen de uno de los equipos de la UD Arenal de fútbol viendo cómo uno de los helicópteros aterrizaba en medio del terreno de juego. | P. Pellicer

La situación se complica a medida que transcurren las horas, pero el dispositivo de búsqueda no cesa en su empeño de localizar con vida al joven autista de 17 años Leandro da Silva Fernandes. Durante toda la jornada de ayer más de 150 personas, entre voluntarios y personal de los diferentes equipos de emergencia, participaron en la búsqueda de Leandro.

La principal vía de investigación realizada por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía se centró en la zona facilitada por la compañía telefónica donde el terminal daba señal. Todo hace suponer que el joven autista llevaba encima su teléfono móvil y que la triangulación del celular quedó registrada en los diferentes repetidores de telefonía. La zona en concreto es la de Sometimes, en Llucmajor.

Por otra parte, algunos testigos facilitaron información a los equipos de emergencia de que en una finca de Son Granada, frente al circuito Renn Arena de Llucmajor habían visto al joven saltar un muro. Poco después se localizó una chaqueta de chandal parecida a la del joven, pero en el peinado de la zona no se localizó a Leandro. Durante todo el día de ayer, los helicópteros de la Guardia Civil y el del SEIB-112 realizaron búsquedas aéreas por la zona. En el Punto de Coordinación Avanzado, ubicado en la cafetería del campo de fútbol, efectivos de la Guardia Civil, Bombers de Mallorca, Policía Local, Protección Civil, SEREM y Direcció General d'Emergències trataban de coordinar el amplio dispositivo.

La madre del joven, Flavia da Silva, acompañada por varios voluntarios participaron activamente en la búsqueda por la zona del torrente próximo a su domicilio, Son Granada, La Porciuncula y Son Metimes. Flavia, se mostró muy agradecida a todo el mundo que la está ayudando y pedía un último esfuerzo. «Pido a la gente que me ayude a buscar a mi hijo. Por favor, ayudarme». La desaparición se produjo el pasado jueves, concretamente a las 17 horas, el joven salió del polideportivo de s'Arenal donde había acudido a hacer gimnasia, para dirigirse a su domicilio, sito en la calle Milán, como solía hacer habitualmente.