Juan Porcel, ayer en su finca de Andratx, junto al caballo que cayó al agua. | Michel's

27

Juan Porcel es el dueño del caballo que cayó al interior de un ‘safareig' en una finca propiedad de su familia, en la localidad de Andratx, el pasado viernes por la mañana. Ayer quiso dar las gracias a todas las personas que colaboraron en el rescate del animal, entre ellas efectivos de la Policía Local, técnicos de Medio Ambiente del Ajuntament, el conductor de un camión grúa y algunos de sus amigos, «que dejaron todo lo que estaban haciendo para venir a ayudarme», concretó Porcel.

El joven indicó que tiene mucho aprecio a su caballo ‘Terry': «Tiene 16 años y lo tenemos desde que era un potro, tiene problemas de espalda y las piernas débiles, pero no lo quiero sacrificar porque fue mi primer caballo, supongo que se debió acercar ‘al safareig', le fallaron las piernas, resbaló y cayó al agua». Juan acudió a la finca, que se encuentra en el «coll Andritxol», el viernes por la mañana, en compañía de unos amigos para ir a buscar setas. Una vez en el lugar se encontraron al animal en el agua.

«Terry» no llegaba al suelo y se movía de un lado a otro del ‘safareig'. Juan y sus amigos decidieron vaciar la piscina y el joven se lanzó al agua para ayudar a su caballo, pero éste no dejaba de moverse. También se pidió ayuda y los técnicos y los agentes de la Policía Local se personaron en la finca poco después. Como era imposible sacar al animal del interior del agua, los agentes solicitaron una grúa, pero todas las del municipio estaban ocupadas en esos momentos.

Carretera

La Policía Local decidió acudir hasta la carretera y cuando pasó la primera grúa pararon al conductor y le pidieron que les acompañara a la finca ya que se trataba de una emergencia. El camionero, ante la situación, fue detrás del coche patrulla. Con la colaboración de las personas que estaban en la finca y la grúa, finalmente se pudo sacar en buen estado al animal del interior del ‘safareig'.

Noticias relacionadas

Ayer, Juan Porcel, que es nieto de la exalcaldesa del municipio Margalida Moner, recordó que el «agua estaba bastante fría, pero si volviera a pasar ahora me tiraría de nuevo al ‘safareig' para ayudar de nuevo al caballo a salir».