Previous Next
99

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) investiga un ataque a una pareja de rumanos cometido por parte de un grupo de unos veinte individuos de su misma nacionalidad, que tuvo lugar la pasada madrugada en Palma. De momento hay un detenido y una decena de identificados por su presunta relación con los hechos. Tras el suceso, los agentes intervinieron palos de madera, bates de béisbol, palos de golf, una katana y una navaja. Los investigadores cuentan con la denuncia de la pareja atacada, la versión de varios vecinos y están realizando gestiones para averiguar los motivos del ataque.

Denuncia

La denuncia fue presentada por la pareja agredida. El hombre y la mujer estaban, sobre las 01.30 horas de la madrugada de ayer, en un coche Alfa Romeo en la confluencia de las calles Balmes con Jacint Verdaguer. La pareja asegura que en ese momento se pararon tres coches a su lado y bajaron unos veinte rumanos, los cuales empezaron a golpear con objetos peligrosos las lunas delantera y trasera del coche hasta que las rompieron.

La mujer dijo que uno de los agresores llevaba una pistola y la encañonó. Ella llamó a la policía, empezó a gritar y varios vecinos salieron a los balcones. Algunos de estos testigos también llamaron a la policía y dieron voces al ver el alboroto.

Huida

Ante la situación, los atacantes huyeron. Varias patrullas se personaron en el lugar del suceso, se entrevistaron con la pareja y dieron una serie de batidas para localizar a los sospechosos. En la calle Eusebi Estada fueron interceptados dos de ellos, los cuales intentaron huir.

Uno fue identificado y el otro detenido, ya que le constaba una reclamación del Juzgado de lo Penal 7 de Palma.

Mientras los agentes realizaban gestiones, una vecina de la calle Eusebi Estada, los requirió porque varios individuos habían accedido al inmueble tras romper la puerta y allí habían escondido objetos. Los agentes encontraron en el portal la navaja, la katana, palos, bates de béisbol y los palos de golf que fueron utilizados para atacar a la pareja. Les gestiones para aclarar los hechos continúan.