Los sanitarios de la ambulancia, en el momento del traslado del herido en Campos.

0

Un hombre de unos 60 años de edad, llamado Antonio Adrover Martorell, sufrió ayer un grave accidente doméstico en una vivienda de Campos, al caer desde el tejado, a tres metros de altura.

De acuerdo con los datos facilitados ayer por el centro de emergencias del 112, el accidente ocurrió sobre las 14.41 horas, en una casa de la calle Unió de Campos, muy cerca del ayuntamiento.

Según parece, Antonio Adrover se encontraba reparando la canaleta del tejado y de repente una placa de uralita cedió y él se precipitó desde esa altura, al interior de su casa.

Fuerte golpe

El sexagenario sufrió un fuerte golpe en la cabeza y perdió abundante sangre. El personal de una ambulancia del 061, así como policías locales y guardias civiles, acudieron rápidamente hasta esa dirección y prestaron los primeros auxilios a la víctima. En un primer momento se informó de que estaba inconsciente, pero Sebastià Sagrera, alcalde de Campos, contó ayer a este diario que Antonio Adrover «no había perdido el sentido».

Los médicos le aplicaron las primeras curas y después lo evacuaron hasta el hospital de Son Espases, con pronóstico reservado. Lo que más inquietaba a los facultativos era el fuerte golpe que presentaba en la cabeza.

Sagrera, horas después del accidente, explicó que la evolución del herido parecía que era favorable: «Afortunadamente, han comentado que no está muy grave. Había mucha sangre en su casa, y eso ha alarmado mucho, pero se está recuperando».

El de Campos no fue el único accidente de ayer en Mallorca. Pasadas las cinco y media de la tarde, el 112 informó de un siniestro laboral en la calle Fonoll número 30, en Bunyola.

Un trabajador se cayó desde una viga y fue trasladado por una ambulancia hasta la clínica Juaneda de Palma. Su pronóstico era leve. La Guardia Civil y la Policía Local se desplazaron hasta el lugar del accidente para confeccionar el correspondiente atestado sobre lo ocurrido.