Amigas de Virginia colocaron ayer más tributos a la fallecida en el puente.

12

Ayer al mediodía unas amigas de Virginia, la joven búlgara que falleció hace unos días al caer desde el puente de Costa d'en Blanes a la autopista, llevaron flores y ofrendas al lugar. De hecho, el puente se ha convertido en los últimos días en una altar improvisado en homenaje para la mujer.
«Era muy buena y muy guapa. Nadie de los que la conocíamos se cree lo que ha pasado. Es todo muy raro. Ella tenía alegría de vivir», explicó ayer una de sus amigas, que no quiso ser fotografiada por nuestro compañero Michels. En el puente hay coronas de flores, cartas muy emotivas, muñecas, mariposas, corazones, fotografías y otros tributos que le han rendido los amigos de Virginia. El ex marido de la fallecida fue juzgado al día siguiente de su muerte por unos supuestos malos tratos a la mujer, y aceptó la condena.