La operación policial ha sido un éxito.

5

La gran operación contra el tráfico de drogas que ayer cerró en Eivissa el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Eivissa ha sido la constatación de una trágica sospecha: la mafia napolitana, la Camorra, está instalada en la Isla. En esta operación, tal vez la más importante por sus dimensiones jamás realizada en Balears, se detuvo en un largo día de trabajo a más de 50 personas, se realizaron unos 20 registros en al menos cuatro de los cinco municipios de la isla (todos menos Sant Joan), se aprehendieron cantidades importantes de todos los tipos de droga relacionadas con el ocio nocturno y se decomisaron numerosos vehículos de lujo.
Además, se precintó una importante cantidad de restaurantes, pizzerías principalmente, en el barrio de la Marina y al menos otro en Platja d'en Bossa. La gran mayoría de los arrestados por la Guardia Civil son de procedencia italiana y, en concreto, de la zona de Nápoles, es decir, presuntos 'camorristas'.
Todas las unidades
Desde primera hora de la mañana de ayer, numerosos agentes de prácticamente todas las unidades de la Guardia Civil de Balears, algunos llegados desde Mallorca, el EDOA, la Policía Judicial, los Grupos Rurales de Seguridad (GRS) y hasta los agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), organizados desde el aire por oficiales en un helicóptero, comenzaron a realizar numerosos registros con ayuda de las policías locales de Vila, Sant Josep, Santa Eulària y Sant Antoni.
En los pisos 'reventados' en la operación los agentes encontraron cantidades considerables de cocaína, pastillas de varios tipos, MDMA, cristal, speed en congeladores, marihuana y hachís.
Los agentes de la Guardia Civil entraron sorpresivamente en pisos de Vila, Platja d'en Bossa, Sant Antoni y Santa Gertrudis. Los agentes, algunos de ellos con la cara oculta tras pasamontañas, irrumpieron tanto en pisos, como ocurrió en Platja d'en Bossa y en el barrio de la Marina, como en casas, como fue el caso de Santa Gertrudis.