Operarios de Emaya han recogido el material caído del camión. | A. Sepúlveda

5

La rotonda de la carretera de Manacor que hay sobre la vía de cintura de Palma quedó ayer repleta de productos de alimentación, cuando se rompió la caja del camión que los transportaba. El incidente tuvo lugar alrededor de las 10.00 horas y provocó más retenciones de las que ya suele haber habitualmente en esa rotonda, especialmente en la salida desde la vía de cintura en sentido al aeropuerto, y en la calle Manacor, en dirección a las afueras de Palma.
El camión transportaba productos de alimentación y bebidas. Al tomar la rotonda, los carritos metálicos sobre los que iban las cajas y botellas se desplazaron e impactaron contra la parte derecha de la caja. A causa del golpe la caja se abrió y empezaron a caer las cajas y botellas al asfalto. El camión se detuvo unos metros más adelante, ya dentro de la carretera de Manacor, para evitar un colapso en la rotonda.
Agentes de la Guardia Civil de Tráfico se encargaron de regular la circulación, mientras que los operarios de carreteras retiraron los productos de la calzada y lanzaron arena sobre el aceite y otros líquidos que se derramaron.