Un avión participa en las labores de extinción del incendio declarado hoy en Portals Vells.

A primera hora de ayer, los servicios de emergencia procedieron al desalojo de la playa de Portals Vells y de todos los vehículos que se encontraban aparcados en la zona, al declararse un incendio en un pinar próximo.
Rápidamente, agentes de la Guardia Civil, Policía Local de Calvià, Bombers de Mallorca, Direcció General d'Emergències y del IBANAT se personaron en el lugar y sofocaron el incendio.


Durante los primeros momentos se vivieron escenas de nerviosismo y confusión. La policía obligó a todos los conductores a que retirasen más de 30 o 40 coches que estaban aparcados en la bajada de la playa por riesgo a que prendiesen.


La Guardia Civil, nada más producirse el incendio, montó controles en los accesos y comenzó una exhaustiva investigación para determinar las causas en las que se declaró el fuego. Según fuentes próximas a la investigación, todas las sospechas indican que el incendio pudo ser intencionado. La teoría de que simultáneamente se declarase otro incendio en Son Pillo, también en Calvià y una falsa alarma en Galatzó, alimentan dicha línea de investigación.

Noticias relacionadas


Afortunadamente, no de produjeron daños personales, pero se quemaron algo más de tres hectáreas de pinar. También se declararon otros incendios forestales en Sóller y Santa Maria donde ardieron 5.000 metros cuadrados de pinar.