La normalidad de enterrar a hachazos

| Palma |

Valorar:
Imagen de archivo del cementerio de Palma, donde ocurrieron los hechos en el año 2006.

Imagen de archivo del cementerio de Palma, donde ocurrieron los hechos en el año 2006.

ARCHIVO

Ni al humor negro británico más desaforado se le habría ocurrido. Mientras los familiares esperaban al momento en el que se cierra la tumba del fallecido, los empleados del cementerio cogen un hacha y la emprenden a golpes con el féretro porque no cabía en el ataúd. Pasó en Palma en 2006. Cinco años después, un juzgado de lo Contencioso Administrativo ha rechazado la petición de los familiares de una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados. La propia Empresa Funeraria Municipal ya había rechazado la petición de los familiares en una resolución administrativa que fue recurrida por los familiares.

La sentencia, que es firme, señala que la actuación de la administración fue correcta y que, en todo caso la responsabilidad es de la aseguradora que facilitó el ataúd, puesto que debió de asegurarase de que cabía en el nicho.

El problema del tamaño del féretro no se constató hasta que ya la mitad del ataúd estaba dentro del nicho. El resto no cabía y, en ese momento los empleados municipales ofrecieron dos opciones a los familiares: o bien desatornillaban el crucifijo que había en la parte de arriba o bien desmontaban unos tacos en la parte inferior. Los familiares se decantaron por la segunda opción, pero no se imaginaban el resultado. Ni cortos ni perezosos, con el ataúd aún colgando del nicho y ante los estupefactos familiares la emprendieron a hachazos para cortar las dos patas de los nichos. Cuando lo consiguieron simplemente metieron el resto del féretro en la sepultura y colocaron la lápida.

La sentencia judicial admite estos hechos como ciertos. Sin embargo, considera que no se produjo ningún tipo de conducta anti jurídica.

Alternativas

El fallo razona que la funeraria dio dos alternativas a los familiares y que fueron éstos quienes optaron por eliminar los tacos: «Nada impedía que ante tales opciones los familiares plantearan suspender el enterramiento a fin de reclamar a la aseguradora que les proporcionase un nuevo féretro, por cuanto la empresa funeraria era ajena al contrato de seguro de decesos, pero no lo hicieron», señala el juez que apostilla que las lógicas circunstancias de dolor del momento llevaron a que los familiares no suspendieran el sepelio.

Sin embargo, el juez concluye que los daños materiales y morales sufridos por los familiares no guardan relación con lo que hicieron los empleados, «toda vez que se empleó la opción elegida por los familiares del difunto ante una complicación que sólo es imputable a la compañía aseguradora que no realizó una adecuada prestación del servicio a que se encontrara obligada», indica el fallo. El juez ahonda en esta idea: «La retirada de los tacos fue expresamente autorizada por los familiares y fue realizada conforme al procedimiento habitual para la retirada de los tacos». Ahora bien, el fallo no entra en que las formas para retirar los tacos por parte de los empleados fuera todo menos respetuosa.

La sentencia ha provocado una gran indignación en los familiares del difunto, que lo asumen como una afrenta más al ya difícil entierro de su padre.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

robertrodriguez
Hace más de 10 años

gracias a dios que el difunto cabia dentro del ataud y la tapa cerraba sin problemas...no quiero ni imaginar un momento asi y el empleado municipal con un hacha en la mano.

Valoración:2menosmas

¡la muerte!
Hace más de 10 años

si te parece, que quiten los tacos a besitos... no?

Valoración:-1menosmas

Segundo
Hace más de 10 años

Seguro que si les indemnizan ya pueden dormir trnquilos y sus pesadillas acaban. Que hubiesen pagado por una tumba mas grande

Valoración:-1menosmas

mami
Hace más de 10 años

hola yo vivi una situacion identica hace dos años cuando enterramos a mi yaya en medio del dolor de enterrrar a un ser querido y en la intimidad de ese monento vivimos como destrozaban la caja quitando tacos y crucijio a golpes por que no cabia es verdaderamente duro ahora que lo recuerdo desde la distancia pero os aseguro que en el monento con el gran dolor solo deseas que todo acabe ¡¡ que es injusto si¡, pero si no cabe algo tienen que hacer no?? no todo el mundo tiene el mismo tamaño y hay gente que necesita cajas mas grande .

Valoración:13menosmas

joan
Hace más de 10 años

los representantes del poder legislativo son normales...se les puede hablar,los del poder ejecutivo son normales...(el otro dia hablé con el ministro de fomento...sin problemas)..¿que pasa con los jueces?¿se creen superiores?¿porqué no tratan a las personas con respeto?

Valoración:0menosmas

eva
Hace más de 10 años

....como al juez nunca le romperán un ataud con su madre dentro........no pasa nada.....es culpa de los familiares que saon unos sin

Valoración:6menosmas

uno de vivo
Hace más de 10 años

El ayuntamiento dira " bah, si este ya no va a pagar impuestos, pues metamosle un hachazo que ya no nos vale " ver para creer

Valoración:3menosmas

bernat
Hace más de 10 años

si no cabe , no cabe , lo unico que quiere presuntamente la familia es una indennizacion . el muerto al hoyo y el vivo al bollo . nunca mejor dicho

Valoración:9menosmas

EDUARDO
Hace más de 10 años

La noticia esta redactada a pie de letra solo una salvedad es posible que no se pueda aclara la conpañia aseguradora y el juzgado que dicto tal sentencia desconozco los motivos pero bien estaria saberlo para estar prevenido tanto a nivel de contratacion de aseguradora,como de juzgado. segun el Juez los daños morales no guardan relacioncon lo que hicieron los empleados y el procedimiento fue el habitual, yo desde luego no lo encuentro normal . pero? a los familiares ajoyagua. (QUE VERGUENZA)

Valoración:11menosmas

borriquito
Hace más de 10 años

FERETRO y ATAUD son lo mismo.punto aclaratorio para quien escribe la noticia.

Valoración:11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2