Un terremoto de 6,3 grados deja decenas de muertos en la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda

| Nueva Zelanda |

Valorar:
preload
Buena parte de la Catedral de Christchurch, en la isla sur del país, se derrumbó acausa del fuerte temblor sobre varios vehículos estacionados.

Buena parte de la Catedral de Christchurch, en la isla sur del país, se derrumbó acausa del fuerte temblor sobre varios vehículos estacionados.

22-02-2011 | Reuters(DAVID WETHEY)
SEÍSMO EN LA ISLA SUR DE NUEVA ZELANDARescue crews look for staff in the damaged Pyne Gould Guinness building in central Christchurch

Al menos 65 personas murieron y varios centenares quedaron atrapadas entre los escombros de los edificios derruidos ayer por el fuerte terremoto que sacudió la ciudad de Christchurch, en el sur de Nueva Zelanda.

El primer ministro neozelandés, John Key, dijo poco después de sobrevolar la ciudad que «Christchurch es una zona de desastre total» y señaló que era uno de los «días más oscuros» de la historia de Nueva Zelanda.

Era mediodía cuando la fuerte sacudida causada por el seísmo de 6,3 grados en la escala abierta de Richter y localizado a tan solo cuatro kilómetros de profundidad, sorprendió a los cerca de 400.000 habitantes de Christchurch, la segunda ciudad del país. Las imágenes de los canales neozelandeses de televisión mostraron como los servicios de rescate extraían cadáveres y ciudadanos de a pie ayudaban a los heridos, ensangrentados y conmocionados, a salir de entres los cascotes de algunos edificios del centro de la ciudad que se desmoronaron tras el temblor, al que le siguieron otros dos de menor fuerza, uno de estos de 5,9 grados. «Es una tragedia absoluta para esta ciudad y para Nueva Zelanda» dijo el primer ministro a los periodistas.

El director de Defensa Civil, John Hamilton, indicó en rueda de prensa que era probable que el número de víctimas mortales aumentara a medida que se avanzasen las labores de los equipos de rescate en los edificios derruidos o dañados.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.