Jesús Antonio Fuertes Otero ha sido durante un año el subjefe de la Policía Nacional de Balears. | A. Sepúlveda

3

El comisario Jesús Antonio Fuertes Otero, hasta la fecha máximo responsable de la UCOT (Unidad de Coordinación Operativa Territorial) del Cuerpo Nacional de Policía, ha sido ascendido y, a partir de ahora, ocupará el cargo de jefe de la Comisaría Especial de la Casa Real.

Jesús Fuertes, nacido en Ponferrada, se hizo cargo de la UCOT, hace aproximadamente un año, cubriendo la vacante que ocasionó el fallecimiento del comisario Manuel Bofil. Prácticamente sin hacer ruido y con un gran sentido de la responsabilidad, Fuertes se puso al frente de la coordinación de la unidad y, en cuestión de meses, los resultados fueron muy satisfactorios. De hecho, sus subordinados y mandos que han trabajado con él afirmaron que se trata de una persona que deja una gran huella en el cuerpo.

La Comisaría Especial de la Casa Real es la responsable de la protección dinámica, el servicio de escolta y protección a la Familia Real, que incluye servicio de información, protección y contravigilancias, entre otras.

En la tarde de ayer, el comisario abandonó la Isla con la finalidad de incorporarse lo antes posible a su nuevo cargo de responsabilidad. Ahora, el cargo de jefe de la UCOT está vacante.