La policía arrestó a los sospechosos tras dar una batida por la zona. | V. VASILEV

8

La Policía Local de Palma detuvo a dos supuestos proxenetas que amenazaron a prostitutas 'rivales' en la Porta de Sant Antoni el pasado fin de semana. Los sospechosos son dos cudadanos rumanos, identificados como Aurel S.V. y Iulian R., de 22 y 35 años de edad, respectivamente, los cuales negaron los hechos, aunque las víctimas los identificaron.

La Policía Local fue requerida sobre las 23.30 horas del viernes por una mujer que se dedica a ejercer la prostitución desde hace tiempo en la Porta de Sant Antoni. Esta mujer, que es conocida por los agentes, indicó que momentos antes dos individuos se habían acercado a ella y le habían dicho, en tono amenazante, que se tenía que marchar del lugar.

Otra mujer también se dirigió a los agentes y afirmó que a ella le habían dicho que «si no se iba de allí le iban a partir las piernas», y que la intención de los dos sospechosos era que ellas se fueran de la Porta de Sant Antoni para que esta zona fuese ocupada por las chicas que los rumanos controlan.

Las denunciantes explicaron que estas chicas estaban en esos momentos en la calle Mateu Enric Lladó y que habían visto cómo los sospechosos las maltrataban.

Una de las denunciantes explicó que, después de amenazarlas, los dos presuntos proxenetas se habían ido caminando en dirección a la calle Aragón, y facilitaron una descripción física de los mismos.

Interceptados

La Policía Local dio una batida por la zona y poco después localizó a los dos sospechosos en la calle Aragón. Los agentes los interceptaron para identificarlos. Iulian y Aurel no pusieron ningún tipo de problema, pero negaron haber amenazado a las mujeres en la Porta de Sant Antoni.

No obstante, ante las manifestaciones de las víctimas, los policías procedieron al arresto de los dos individuos, como presuntos autores de un delito de amenazas y coacciones.

Ambos fueron trasladados al cuartel de Sant Ferran para prestar declaración. Una vez instruidas las diligencias fueron entregados en el juzgado en funciones de guardia de Vía Alemania.