La Policía Local de Palma detuvo en la madrugada de ayer a dos individuos de nacionalidad española que, supuestamente, provocaron un nuevo incendio entre el polígono de Son Valentí y la finca de Can Angelí. Ya el lunes se declaró un fuego de dimensiones considerables en aquella zona, que causó graves retenciones de tráfico, y ahora se investiga si los dos acusados tienen relación con los hechos.

Sobre la una de la madrugada dos indigentes británicos, que pernoctan en un descampado próximo al puente de la vía de cintura, pidieron ayuda a una patrulla de la Policía Local porque unos desconocidos habían provocado un fuego y el humo casi los había asfixiado.

Despliegue

Los agentes se desplegaron por la zona y averiguaron que los sospechosos habían huido a bordo de un Ford Escort de color blanco. De forma paralela, los bomberos comenzaron las tareas de extinción y controlaron las llamas. Poco después, los investigadores sorprendieron a los dos presuntos pirómanos, que fueron registrados in situ y parece ser que reconocieron que habían prendido fuego a unos cables, para extraer el cobre del interior.

Los dos británicos que dieron la voz de alarma parece ser que también vieron a los detenidos quemando material el lunes, cuando el gran fuego de Can Angelí, por lo que ahora se está investigando si fueron ellos los que provocaron el siniestro.