2

El embajador español en India, Ion de la Riva, señaló ayer que la Embajada está «preocupada realmente» por el caso de la montañera mallorquina Lourdes Morro, al tiempo que subrayó el «dolor inmenso» de la familia de la profesora residente en Alaró, que se ha desplazado hasta el país asiático, después de que se pensase que sus restos mortales habían sido localizados.
Así, señaló que las autoridades indias se «equivocaron» al informar del hallazgo de un cadáver que pensaron que se trataba de la propia Morro y que luego se comprobó que no era así. «Se pueden equivocar evidentemente y, en concreto, se ha equivocado la policía con los cuerpos que recuperaron ayer (el martes)», insistió De la Riva, al tiempo que recordó que «nadie está muerto hasta que aparece su cuerpo».
Lourdes Morro se encontraba realizando un trekking con su compañero Rafael Roca, el cual se encuentra hospitalizado en Nueva Delhi.
Riesgo
Por otro lado, el embajador español en India ha advertido a los 35 españoles que aproximadamente todavía permanecen en la localidad india de Leh del «riesgo de epidemia de tifus y cólera» en la zona, emplazándoles por tanto a evacuarla, y ha informado de la posibilidad de que los dos montañeros Fernando Ezquerro y Rodrigo del Cid, que siguen en paradero desconocido junto a la mallorquina Lourdes Morro, puedan estar «bien», según las últimas informaciones del Ejército indio.
«Hoy mismo las autoridades indias están informando ya de la posibilidad de epidemia de tifus y cólera en Leh», región a la que siguen llegando turistas de todas las partes de India, advirtió de la Riva.
El embajador puso en contraste la actitud «muy admirable» de algunos de los montañeros españoles que se han quedado en Leh y «están allí ayudando» en labores de rastreo sobre el terreno, después de que las operaciones de evacuación hayan sido dadas por concluidas por las autoridades indias, con la de «muchos» otros de ellos que han decidido reemprender la ruta para subir a las montañas.