Previous Next
91

La Guardia Civil ha confirmado, tras realizar la comprobación de las huellas dactilares, que el hombre detenido a primera hora de esta mañana en un torrente del municipio de Selva (Mallorca) es Alejandro de Abarca, un preso fugado que podría ser el autor del asesinato de la joven rumana Ana Niculai.

La detención ha tenido lugar esta mañana sobre las 7.30 horas en el barranco de Can Frontera, en las proximidades de la depuradora de Selva, una zona de difícil acceso que le permitía estar escondido de las miradas de los guardias civiles.

Sin embargo, a última hora de la tarde de ayer la Guardia Civil recibió varios avisos de diferentes personas que decían haber visto al presunto asesino en la zona de la localidad de Búger, por lo que se activaron 20 patrullas de agentes que han estado toda la noche recorriendo todas las localidades limítrofes a esta población.

Se niega a declarar

Tras ser detenido, el presunto detenido se ha negado a declarar ante la Guardia Civil, por lo que el delegado del Gobierno, Ramon Socías, ha asegurado que confía en las pruebas físicas recogidas a lo largo de la investigación para incriminarle en este homicidio.

En una rueda de prensa, Socías ha subrayado que Alejandro de Abarca, conocido como el 'Enano', es una persona «muy endurecida» por todos sus antecedentes criminales y penales, por los que ha permanecido durante nueve años en la cárcel, razón por la cual, en su opinión, «va a ser complicado sacarle mucha información» durante su periodo de detención.

Pese a ello, el delegado ha recalcado que la persona arrestada es el «presunto culpable», por lo que los investigadores «tendrán que basar toda la carga de presunta culpabilidad a la hora de ponerlo a disposición policial en las pruebas físicas que se han ido reuniendo durante la última semana, desde la desaparición de Ana Niculai cuando se disponía a acudir a su puesto de trabajo, en un bar de la calle Socorro de Palma.

Preguntado sobre si considera que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han tardado demasiado tiempo en detener al presunto asesino de la joven rumana, Socías ha considerado que no, ya que, a su juicio, se ha tardado «lo mínimo que se ha podido», hasta el punto de que ha calificado de «brillante» la operación policial.

Así, ha achacado la tardanza de una semana en arrestar al 'Enano' al hecho de que éste tenía un conocimiento «muy preciso» de las zonas por las que se ha ido moviendo en los últimos días para evitar ser detenido, como s'Albufera, al tiempo que «se conocía muy bien los torrentes y los caminos».

No obstante, ha remarcado que las cerca de veinte patrullas de la Guardia Civil que han estado trabajando en la búsqueda de esta persona se han ido desplazando «rápidamente» a las zonas donde tenían conocimiento que podría estar Alejandro de Abarca, de forma que «sus pasos se han ido siguiendo desde el primer momento encontrando rastros por donde iba pasando estrechándose así cada vez más el cerco».

Concretamente, ha detallado que el presunto asesino, que cuenta con una gran preparación física, se habría movido a pie e incluso utilizando un transporte público para llegar desde Muro a Lluc, tras haber calcinado el vehículo con el cuerpo de la joven rumana en el maletero. Además, ha añadido que también se está investigando la posibilidad de que hubiera utilizado un Ford Fiesta para desplazarse por la isla, tal y como lo han identificado algunos testigos.

«Si no lo hubiéramos detenido, podríamos decir que no se habrían hecho bien las cosas», ha aseverado Socías, al tiempo que ha destacado que nada más producirse la desaparición de Niculai, se identificó al presunto asesino distribuyéndose su foto en los medios de comunicación, «lo que permitió que otra chica lo identificara por su tatuaje en el brazo y pudiera escapar sin sufrir ningún daño».

«Podríamos estar lamentando otra víctima»

En esta línea, ha resaltado que «a lo mejor, si no se hubiese publicado esta foto, esta mujer hubiera estado más confiada y estaríamos lamentando otra víctima».

Por otra parte, Socías ha indicado que pese a que no se descarta que Alejandro de Abarca haya tenido la colaboración de alguna persona durante estos días, «en principio, todo indica que se ha ido desplazando por sus propios medios con poca ayuda y alimentándose de lo que iba cogiendo de los huertos y los árboles frutales». Además, ha revelado que en algún caso ha ido a buscar alcohol y «rápidamente», la Guardia Civil ha recibido el aviso de la colaboración ciudadana, lo que ha permitido «ir estrechando el cerco».

Finalmente, el delegado ha desvelado que en el momento de la detención, el 'Enano' ha intentado huir corriendo, si bien la patrulla de la Guardia Civil lo ha alcanzado rápidamente. Justo en el momento de ser arrestado, Alejandro de Abarca ha negado ser la persona que estaba siendo buscada, si bien sus rasgos físicos lo delataban por su baja estatura y los tatuajes en el brazo.