Los servicios de emergencia atienden a Dieter Frerichs. | Vasil Vasilev

35

El Cuerpo Nacional de Policía investiga la muerte del empresario alemán Dieter Frerichs, de 72 años de edad, en su domicilio de Calanova.

Los hechos se produjeron en la mañana de ayer, concretamente a las 11.30 horas, en la zona acantilada que hay junto a la vivienda propiedad del fallecido, la cual tiene acceso directo al mar, sita en la calle Margarita Retuerto.

Las versiones de lo sucedido son contradictorias. Según fuentes próximas a la investigación, los hechos se produjeron de la siguiente manera: Atendiendo a la orden de una reclamación por parte de la Sala número 4 de la Audiencia Nacional dictada el día 27 de mayo, tres agentes del Grupo de Delincuencia Económica del Cuerpo Nacional de Policía localizaron el paradero del presunto estafador y acudieron a su domicilio. Al identificarse como agentes de policía, el septuagenario emprendió su huida, accedió a una plataforma de rocas, cogió una pistola y se lanzó al agua. Acto seguido, realizó varios disparos, desde el mar, al aire, pero el arma no funcionó. Tras varios intentos fallidos, el arma realizó un disparo al aire y, el segundo de ellos, en la frente del presunto estafador.

Acto seguido, los propios agentes que fueron a detenerle se lanzaron al agua, sacaron el cuerpo del mar y alertaron a los equipos sanitarios.

Con suma celeridad, dos ambulancias medicalizadas del 061 y del SAMIB acudieron al lugar del siniestro y atendieron 'in situ' a la víctima. El varón presentaba una herida de bala en la frente con orificio de entrada, pero no de salida.

Debido a la orografía rocosa del terreno, fue necesaria la presencia de un helicóptero y una embarcación de Salvamento Marítimo para poder trasladar al herido hasta el hospital de Son Dureta, donde unas horas más tarde falleció. El presunto estafador, Dieter Frerichs, es el padrastro de la ex modelo Fiona Ferrer, que a su vez es la esposa del conocido empresario del Grupo Prisa Jaime Polanco.

Durante los primeros minutos nada más producirse el suceso se vivieron momentos de gran tensión. La hijastra, Fiona Ferrer, visiblemente afectada, no cesaba de afirmar que había sido la policía quien instantes antes mató a su padrastro. Esta versión difiere completamente de la facilitada por las fuentes de la investigación.

En cuestión de minutos un gran número de efectivos de la Policía Científica, Grupo de Homicidios y la Policía Local de Palma se personaron en el lugar del suceso.