Las llamas se extendieron rápidamente por la estructura de madera y hierro del establecimiento. | Redacción Sucesos

El popular chiringuito de s'Illot, ubicado en la playa, ardió ayer por completo a consecuencia, al parecer, de un cortocircuito.
El bar quedó envuelto en llamas sobre las nueve de la mañana, cuando todavía estaba cerrado al público. Una mujer que se disponía a abrir el establecimiento detectó el humo, que se extendió rápidamente porque la estructura de la construcción era de madera. Algunos vecinos intentaron arrojar agua sobre el siniestro, pero las llamaradas comenzaron a cobrar fuerza en cuestión de minutos y ya fue imposible controlarlo.
Tareas de extinción
Un agente de la Unidad Territorial de Costas (UTC) se apoyó en las tareas de extinción con el agua a presión de un camión de Contenedores Fullana, que se encontraba casualmente en las inmediaciones.
Poco después llegaron los bomberos, aunque por entonces el chiringuito ya era pasto de las llamas. La prioridad, pues, fue controlar que el fuego no se propagara a otros locales o edificios próximos. La columna de humo que se levantó sobre el bar fue visible desde todo s'Illot y causó la alarma en aquel núcleo turístico.
Los bomberos sospechan que un cortocircuito fue la causa del desastre, aunque la investigación no ha concluido. El local gozaba de una gran aceptación en la zona y abría por la mañana, tarde y la noche. Sin embargo, era en horario nocturno cuando más se animaba el ambiente en el chiringuito. No se descarta que los dueños intenten levantarlo de nuevo, para no perder la temporada estival.