0

Alrededor de 80 mallorquines que viajaban en un vuelo Helsinki-Palma vivieron momentos de nerviosismo y angustia cuando el avión tuvo que regresar al aeropuerto de la capital de Finlandia unos minutos después de despegar, y efectuar un aterrizaje de emergencia debido a problemas técnicos.

El grupo de mallorquines voló a Copenhague el sábado de la semana pasada y durante estos días ha realizado un crucero por el Mar Báltico. Ayer, a las 16.30 horas salieron en un vuelo charter de Helsinki hacia Palma, en el vuelo SWT 3683.

El vuelo salió puntual, pero durante el despegue se escuchó mucho ruido y vibraciones en la parte trasera, según explicó uno de los pasajeros mallorquines. Minutos después el piloto comunicó a los pasajeros que debían regresar al aeropuerto de Helsinki por problemas técnicos, pero que éstos no afectaban a la seguridad.
El avión estuvo esperando unos 15 minutos en el aire hasta poder iniciar el aterrizaje de emergencia. Durante este tiempo las azafatas estuvieron atendiendo a pasajeros que presentaban algunos síntomas de ansiedad o nerviosismo.

El aterrizaje se realizó sin problemas. En las pistas había ambulancias y bomberos en previsión de que pudiese surgir algún problema.

No obstante, según explicó el pasajero mallorquín, «todo fue bastante bien». Loa mallorquines estaban a la espera, por la noche, de recibir información sobre cuándo iban a poder regresar.