El vehículo cayó por un desnivel de unos cuatro metros de altura. | Vasil Vasilev

0

Los Bombers de Mallorca del parque de Sóller realizaron ayer un complejo rescate de un conductor cuyo vehículo cayó al torrente de es Coll de Sóller. El coche, marca Seat León, se precipitó por un desnivel de unos cuatro metros de altura y el conductor sufrió únicamente una fractura de codo.
El accidente tuvo lugar unos 400 metros después del túnel de Sóller, en dirección a este municipio, pasadas las 19.30 horas. El vehículo circulaba hacia Sóller, se salió de la vía por su derecha, impactó primero contra un pequeño muro de piedra de unos 50 centímetros, después contra un olivo y acabó dentro del torrente de es Coll de Sóller, que al entrar en el pueblo toma el nombre de Torrent Major.
Rescate
Los equipos de emergencia fueron alertados y se activó un dispositivo en el que participaron los Bombers de Mallorca, la Policía Local, Guardia Civil y ambulancias del 061.
El varón estaba consciente pero tenía problemas para salir del vehículo. Los bombers descendieron con cuerdas hasta el punto donde se encontraba el conductor, de unos 40 años. Acto seguido lo inmovilizaron y colocaron sobre una camilla y después lo subieron hasta la carretera.
Los agentes de la Guardia Civil se encargaron de recabar los datos del conductor, que dio positivo en la prueba de alcoholemia, así como de realizar el informe del siniestro y regular la circulación.
El conductor fue trasladado a Son Llàtzer en una ambulancia del 061 y en una primera valoración médica sólo se apreció una fractura de codo.
Después una grúa retiró el vehículo del torrente.