La persecución del sospechoso duró dos horas. | Michel's

Un ciudadano polaco buscado por Interpol por narcotráfico protagonizó una espectacular huida por una montaña de Andratx. Numerosos agentes de la Policía Local participaron en la batida, que finalizó dos horas después con la detención del sospechoso.
A las cuatro de la tarde del sábado la encargada de una conocida perfumería de Andratx alertó a la policía de que una pareja había cargado todo tipo de frascos en una bolsa y se habían dado a la fuga corriendo.
Los funcionarios pusieron en marcha un dispositivo y localizaron al sospechoso -suyas siglas son R.A.G., de 30 años- en una montaña del término, no muy lejos del centro comercial. Durante cerca de dos horas el extranjero, que se encontraba en un gran estado físico, pudo burlar a los agentes, ocultándose en un torrente con agua o tras algunos arbustos. A continuación salía corriendo y se le perdía la pista. Poco a poco, sin embargo, los policías fueron estrechando el cerco en las proximidades del instituto. A las 18.00 horas, por fin, el delincuente fue reducido y no ofreció resistencia, ya que estaba exhausto tras la fuga de dos horas.
Su compañera se entregó poco después, pero quedó en libertad con cargos porque no se pudo acreditar que estuviera implicada en el asalto a la perfumería. R.A.G. tenía pendiente una orden de detención internacional por narcotráfico en Polonia y estaba en la lista de buscados por Interpol.