0

Tras una maratoniana noche, el magistrado Miquel Florit, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Palma decidió el ingreso en prisión de seis de los quince detenidos a lo largo de la semana en la 'operación Bullit'. Los trámites judiciales se prolongaron hasta poco antes de las siete de la madrugada, cuando el magistrado dictó un auto de ingreso en prisión sin fianza para estos seis. El mismo documento impone a los otros siete detenidos la obligación de personarse en sede judicial una vez por semana.
Los quince detenidos fueron trasladados en la tarde del jueves a los juzgados por la Guardia Civil en un autobús. Todos ellos están relacionados con la red que se dedicaba a clonar tarjetas de crédito en Mallorca y que pudo haber defraudado millones de euros por este procedimiento. La red supuestamente utilizaba a empresarios locales para cargar falsas compras en las cuentas de las víctimas. Además compraron una gran cantidad de material informático y electrónico, cuyo valor se estima en cientos de miles de euros. Sin embargo, el grueso de lo defraudado responde a operaciones bancarias que realizaban con las tarjetas. La operación se puso en marcha el pasado martes y en ella participaron tanto el Cuerpo Nacional de Policía como la Guardia Civil. La investigación ha sido desarrollada por el juez Baltasar Garzón desde la Audiencia Nacional.
El operativo aún no está concluido y no se descarta que se produzcan nuevas detenciones en los próximos días de personas relacionadas con la red.