Las mesas, sillas y colchones guardados en el local provocaron una gran humareda. | Ll. Garcia

0

Los clientes de un hotel de la Platja d'en Repic, en el Port de Sóller, fueron desalojados ayer a causa de un incendio que se declaró en un almacén de la parte trasera. El fuego provocó una gran humareda ya que en el local había guardadas numerosas sillas, mesas, colchones y somieres. La columna de humo causó alarma en la zona y los servicios de emergencia recibieron diversas llamadas. En el suceso no hubo que lamentar daños personales.
El almacén donde se produjo el incendio, a las 15.40 horas, está en la parte trasera del hotel, en la planta baja, aunque no pertenece al establecimiento. No obstante, la humareda obligó al desalojo del hotel, en el que hay unos 70 clientes, aunque en el momento en que se produjo el fuego muchos de ellos estaban fuera.
Hasta el lugar se desplazaron cuatro camiones de los Bombers de Palma y del Consell de Mallorca, así como efectivos de la Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil. Los bomberos se encargaron de la extinción del fuego, que cogió fuerza en poco rato, mientras que los agentes establecieron un perímetro de seguridad. Las labores de extinción concluyeron una hora después, aproximadamente, pero luego se retiraron los muebles quemados del almacén.
Después los clientes pudieron regresar a sus habitaciones, aunque varios de ellos tuvieron que ser cambiados de habitación ya que el incendio en el almacén afectó a parte de las cañerías del hotel.