La Policía Nacional detuvo el martes a tres personas acusadas de agredir a los propietarios de un establecimiento en la Plaza Madrid. El propietario recriminó a los jóvenes su exceso de ruido y les invitó a marcharse. Ante su negativa, los chicos la emprendieron a golpes con los dueños y les robaron.