0
MICHELS Vecinos y comerciantes del Port d'Andratx expresaron ayer su indignación después de una nueva noche de actos vandálicos. Pintadas en paredes y escaparates de comercios, macetas rotas y mobiliario urbano por el suelo fueron algunos de los destrozos causados por los gamberros.

En la calle Farmacéutico González, que sube de primera línea hasta la iglesia, destrozaron la mitad de las macetas que hay a un lado de la vía. El cristal del escaparate de una tienda de ropa que está junto al párking de es Saluet también fue pintado con spray, al igual que algunas paredes y carteles de partidos políticos que se han colocado en primera línea.

Un comerciante manifestó ayer, con tono de resignación, que «no es normal que este tipo de gamberradas se repitan con cierta frecuencia y más en primera línea o en el centro del Port». El ex alcalde de Andrax Jaume Porsell, que se encontró los destrozos cuando volvía a su casa de una cena, criticó la falta de vigilancia policial y el hecho de que sólo hubiera una patrulla hasta las seis de la mañana, cuando se reforzó el servicio.