La policía confirma la presencia de dos intrusos en el Windsor durante el incendio

Es la conclusión que se desprende del examen de la cinta donde aparecen siluetas

| Madrid |

Valorar:
Visto una vez

Los investigadores de la Policía creen que las siluetas que aparecen en una grabación, realizada por un matrimonio de Reus en la noche en que se incendió el edificio Windsor, corresponden a dos personas que se encontraban en su interior.

Esta es la primera conclusión que se desprende del visionado de la cinta original y de la grabación que los expertos de la Policía Científica han realizado recientemente desde el mismo lugar desde el que lo hizo este matrimonio la madrugada en que el incendio arrasó el rascacielos, según confirmaron a EFE fuentes de la investigación.

No obstante, el informe que realizan los técnicos de Policía Científica sobre las imágenes todavía no ha concluido y una vez que lo hagan lo entregarán al magistrado Mariano Ascandoni Lobato, quien tomó ayer posesión en comisión de servicio del Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid, encargado de la investigación del incendio.

Fuentes jurídicas señalaron que el juez va a dedicar esta semana a informarse de todo lo instruido por la anterior juez que ha llevado el caso hasta que él se hizo cargo del Juzgado.

En las imágenes tomadas por el matrimonio de Reus, que se encontraba alojado el día del suceso en casa de un familiar cerca del Windsor, se observan movimientos, al parecer de personas, en algún despacho del rascacielos en llamas, varias plantas por debajo del fuego principal. Por otro lado, poco antes del mediodía, los operarios encargados del derribo del edificio terminaron con el desmontaje de la grúa situada sobre la azotea del rascacielos, y realizaron nuevas inspecciones exteriores del perímetro de las fachadas del inmueble para determinar las zonas con mayor riesgo de que se produzcan desprendimientos por la acumulación de escombros. Así, durante la mañana de ayer los trabajadores descendieron desde la azotea hasta la calle de Raimundo Fernández Villaverde varios bloques de hormigón que servían de lastre para la máquina. Posteriormente, se procedió al desmontaje de una parte del mástil que permanecía instalada, así como de la base sobre la que se asentaba esta grúa utilizada para las obras de reforma que se estaban llevando a cabo en el rascacielos antes del incendio.

Los trabajos de desmontaje de esta grúa comenzaron anteayer por la mañana cuando los empleados de las obras se encargaron de descender hasta el suelo el contrapeso de 12.000 toneladas, la pluma y la contrapluma de la grúa, unas labores que se hicieron con extrema lentitud para garantizar la seguridad del personal y de la zona.

Una vez concluidas estas obras iniciales, varios técnicos municipales y trabajadores se subieron de nuevo a las cabinas-jaulas colgadas de las grúas e inspeccionaron desde el exterior las plantas del Windsor que acumulan mayor cantidad de escombros y que tienen un mayor riesgo de precipitarse al vacío.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.