user veinat | Hace un año

Puede ser vegano si te comes un frío bebiendo un Vega Sicilia..

user Pazcuato | Hace un año

Un frito catalán puede ser vegano pero un frit Mallorquín jamás.

user M | Hace un año

Jo sempre el faig vegà. Amb tofu, tempe i seitan enlloc de la carn i queda espectacular.

user I tant | Hace un año

Dejémonos de idioteces, empezando por la tal Cati que demuestra no tener ni idea. Un frit mallorqui jamás será vegetariano. Ni tofu ni albaricoques secos. En casa hacemos "frit vegetariá", sin más. Nada de tofu, ni albaricoques secos, ni sangre, ni hígado ni bofe ni nada de nada. O se es o no se es.

user Kendu | Hace un año

@mallorqui, los efectos del consumo de tofu se conocen bastante bien, porque aunque tu te creas que se inventó en 2012, se lleva comiendo en Asia desde antes de que aquí los romanos y los griegos se repartieran Europa. De nada. PD: me pregunto cuándo acabará vuestra moda de convertiros de repente en endocrinos y nutricionistas en cuanto una persona os dice que no come animales...

user magdaleno | Hace un año

Em sorpren que en Llamadlo por su nombre tengui 11 vots a favor quan lo que diu no té cap sentit, un tumbet du carn patata pebres tomàtiga...éll supos que només s´ho demanava, lo q sorpren són els vots a favor. q tampoc passa res.

user magdaleno | Hace un año

Molt ben dit CarlesBronson. per cert m´encanten les teves pelis dels 70s.

user JBV | Hace un año

Descubriendo nuevas américas, que le den otro nombre y que dejen el "Frito mallorquín"...Que le pongan "Mallorquín frito"...ja,ja,ja.

user magdaleno | Hace un año

Vega... no serà en serio. amb tota sa freixura i amb sang de porc que són els nostros amics de sempre. a qui no li agradai que es faci una infusió de rooibos.

user Msllorquinet | Hace un año

La nueva cocina no existe ningun seudo cocinero es importante lo primero que hacen es nombrar un plato y falsificarlo como no se atreverían hacer con Miro Picasso O Cela la soberbia e inutilidad de estos energúmenos si quieren inventar platos o rehacer los que los bauticen de nuevo y respeten a los auténticos cocineros antiguos que trabajaban con humildad paciencia y respecto a los productos