user Joana | Hace un año

Y si consigo la pastilla y te la doy a ti.que pasa?es obvio que no me parece bien.

user miguel | Hace un año

De 70 años para arriba.. muerte selectiva. El estado les considera una carga

user Una | Hace un año

Pertenecemos a una cultura en la que pagamos para que nuestros perros mueran y no sufran, en cambio los humanos no dejamos que quien desee morir y dejar de sufrir, lo haga por voluntad propia y dignamente

user Paul | Hace un año

Suponiendo que solo le toca a una por barba, ¡muy bien!

user July Churches | Hace un año

La fuga de Logaaaaannnn

user entre humor i curiositat | Hace un año

Però encara que funcioni perfecte, han de indicar en es prospecte es possibles efectes secundaris a llarg plaç, o no?

user Yo | Hace un año

¡Qué gente más deshumanizada! Parece que, a cierta edad, eres un teasto viejo que no sirve para nada y hay que tirar a la basura. Supongo que les saldrá más barato darles la pastilla letal que pagarles pensiones y cuidados.Lo enmascaran de libre decisión para morir o no, pero lo que quieren es quitarse a esta pobre gente de encima porque les estorba. Es inhumano.

user k3 ( verdadero) | Hace un año

Con el panorama que hay y el que se presenta, no me extraña lo más mínimo. Todo da asco y miedo.

user El lado oscuro | Hace un año

@ Cultura de la muerte. " Deberíamos preguntarnos si una persona vieja, deprimida y que ya no sirve para nada merece vivir o si es mejor que muera."Todos merecen vivir. Es decisión de cada uno dejar de hacerlo. Muy feo que digas que "no sirve para nada".

user Cultura de la muerte | Hace un año

Por supuesto que el derecho a la vida es algo indiscutible y que se debe respetar siempre. Pero también es innegable que cuando el hombre y la mujer llegan a una cierta edad se convierten en una carga, tanto para sus familias como para la sociedad. Y por que no decirlo, suponen un gasto enorme para el estado. Deberíamos preguntarnos si una persona vieja, deprimida y que ya no sirve para nada merece vivir o si es mejor que muera. Cualquier hijo bien nacido que vea a sus padres en tal condición, en conciencia, no puede hacer otra cosa que animarlos a morir.