user Grenwoou | Hace más de 2 años

Yo puedo ser en mi Empresa el jefe más cabron del mundo, el más tirano, todo lo que queráis, pero mi empresa es mía y si pierdo pierdo yo, si enchufo a alguien lo enchufo yo, PERO QUE QUEDE BIEN CLARO EN LA EMPRESA PRIVADA NO PASO NI UNA, Y EXIJO MÁS QUE NADIE PORQUE LA PAGO YO CON MIS IMPUESTOS Y ME TOCA LAS NARICES QUE SE HAGAN DUEÑO DE LO PÚBLICO EL FUNCIONARIADO, QUE NO SON MÁS QUE EMPLEADOS AL SERVICIO, REPITO SERVICIO DEL CIUDADANO

user toni | Hace más de 2 años

En cualquier pais del mundo esta funcionaria, estaria despedica al momento. Ya esta bien de que se sientan intocables los trabajadores publicos. Deben ser impolutos, y dar ejemplo y servicio ya que viven de los impuestos de los privados. Y por cierto, cobran de media un 45 por ciento mas que en el resto de Europa. Lamentable.

user Sonia | Hace más de 2 años

Cómo que dos años de inhabilitación?? Separación del servicio a la madre por falta muy grave!! Y pérdida de la condición de funcionaria. Y al hijo prohibición de volverse a presentar!! Vergüenza!!!

user Más de lo mismo. | Hace más de 2 años

En una de las promociones de cabo del 2004, en donde habían convocadas 12 plazas, los siete primeros clasificados fueron los siete sindicalistas que habia aquel entonces. Au idò!! Y todos los mandos calladitos y mirando hacia otro lado, al igual que los políticos.

user antonio | Hace más de 2 años

Y a las pruebas físicas también iba la mami, es para reir o llorar según se mire.

user Joe,Rigoletto | Hace más de 2 años

Cuántos casos cómo esté se habrán dado sin ser destapados.

user koldo | Hace más de 2 años

jajajajaja si pillaran a todos habría que imputar a la mayoría de madres/padres/familiares/sindicalistas/amigos del consell/ayuntamiento/govern.........

user Yahà | Hace más de 2 años

Que la Fiscalía revise de oficio las OPO CAIB 2001 y 2002.

user Ciudadano191 | Hace más de 2 años

Puede que en la administración (en algunas), haya enchufados inútiles, al igual que he visto lo mismo en empresas privadas, y las trampas, por desgracia, están a la orden del día. Pasa en política, con ciertos sindicalistas, en la enseñanza y en la mayoría de ámbitos. Son estos tiempos, en los que casi nadie quiere esforzarse y la falta de ética es la tónica (basta ver la conducción de algunos, que se creen más listos que el resto, no respetando ni colas ni normas). No puede excusarse, pero todos tenemos la culpa, cuando miramos a otro lado, porque el tramposo es un amigo o familiar. El que esté libre de pecado...

user La realidad. | Hace más de 2 años

Normal. Conociendo a la mayoría de los jefes y sindicalistas de este cuerpo...