user Miguel | Hace 5 meses

Al ataque

user Batman | Hace 5 meses

Jose Maria MorenoLos aplausos eran para los sanitarios no para los policías que van en bicicleta, eléctrica.

Toni Maroni Toni Maroni | Hace 5 meses

Y a todos estos políticos que tenemos aquí y en Madrid por cuanto tiempo deberíamos de suspender de empleo y sueldo por haberse dejado robar la vergüenza? bueno algunos llegaron sin haberla tenido.

user Lucas | Hace 5 meses

Compran bicicletas de 3500 euros y no llevan un localizador... A saber el precio REAL de las bicis y qué porcentaje de lo pagado se ha ido en intermediarios y comisiones.

user IVAN | Hace 6 meses

Pobres policías, la culpa la tienen algunos mandos inútiles que tienen en la policia y son un cancer. Ya no digo nada de los mandos políticos. Menuda ciudad está quedando. Mucho ánimo a los policías que aún siente el uniforme y tienen vocación.

Jose Maria Moreno Jose Maria Moreno | Hace 6 meses

Veo mucho antipolicia por aqui ,de los aplausos desde los balcones hemos pasado al odio de nuevo ,espero que cuando necesitéis ayuda tengais a mano el telefono de batman

user Parreque | Hace 6 meses

Le tendrían que suspender hasta que se hiciese cargo del valor de la bicicleta (que pagamos todos) .. seguro que estaría mirando el móvil 📱 y desantendió la bicicleta .. los hay que se pasan todo el día con el móvil en la mano, incluso cuando están en un paso de peatones 🚶🏻‍♂️ en la salida de los colegios .. estos policías no nos lo merecemos .

Medusa Medusa | Hace 6 meses

3.500€ por una bicicleta y no lleva GPS? Mi más cordial enhorabuena al vendedor de las bicicletas 😆😂🤣

user Puig Roig | Hace 6 meses

Pues no hace tantos años a una regidora de seguridad ciudadana le quemaron unas 16 motos y algunos coches porque las cámaras de vigilancia exteriores no funcionaban en el mismo cuartel de Son Gotleu y como premio ahora la tenemos de responsable en el área de inflaestructuras de Palma

user Mtorres | Hace 6 meses

Y recuerden! BOIB de mayo del 2019, que no se si es el ultimo i) Deben evitar exhibir tatuajes u otros adornos de tipo personal que puedan menoscabar la imagen de un agente o una agente uniformados.