user Xabi | Hace más de 3 años

Totalmente en contra de este señor. Por qué he de comprar en la tienda de debajo de casa (pequeña y mediana empresa) pudiendo hacerlo en el Corte Inglés o Zara?. En la tiendita te tratan mal, no puedes entrar a mirar y es más caro. Al fin y al cabo Amancio Ortega se lo ha currado, la boutique de barrio no es más que una tienda con pretensiones.

user JhonyWalker | Hace más de 3 años

Estos progres se están convirtiendo en el nuevo clero. Todos asienten y cumplen sus mandatos como antiguamente con la iglesia .

user Bob enhorabuena | Hace más de 3 años

enhorabuena a este señor!!!! reproches, todos, al PP y PSIB por permitirlo!

user Smith | Hace más de 3 años

Menuda empanada mental tiene este señor adinerado. Si quieres ir a un mercado ve, al resto déjales en paz.

user Juan | Hace más de 3 años

Tiene valor, le canta las verdades a la cara a su jefe multimillonario.

user Collonut | Hace más de 3 años

Se lo cuenta todo a una persona rica que poco más que le asiente con la cabeza

user BIEL | Hace más de 3 años

Acabo de perder 3 minutos y 23 segundos... Buff !!!

user Hay ricos | Hace más de 3 años

Hay ricos porque hay mucha gente que, por cobardía y por comodidad, de deja explotar por ellos !!! Hay ricos porque tenemos unos políticos impresentables que se doblegan ante ellos!!! y hay ricos porque hay personas que valen y saben ganarse la vida con sus ideas, su determinación, su arrojo y el sudor de su frente!! hay muchos ricos que lo son porque se lo merecen!!!!

user Pasaba por aquí | Hace más de 3 años

Lo que dicen es tergiversar la realidad. Yo iré a comprar un producto donde me ofrezcan mejor relación calidad precio y si quieres que contrate un servicio tendrás que diferenciarte de la competencia siendo mejor que el resto.

user Pasmo | Hace más de 3 años

Menudo rostro el de Buenafuente, Bob Esponja, Évole y otros personaje los de singular pelaje. Desde luego no creo que ninguno de ellos, incluido el orondo Bob, tenga ningún problema cuando acude al mercado. Les lanzó un desafío muy simple: Que públicamente en sus programas declaren lo que ganan estoy seguro de que ni se les ha pasado por la cabeza. Menudos fariseos.