0

De un tiempo a esta parte están cambiando el panorama artístico de Palma nuevas galerías con propietarios alemanes, suecos, ingleses... Esto da una idea del interés más allá de ultramar de nuestra idílica Mallorca y cambia la forma de trabajar del galerista mallorquín que, azuzado por la competencia extranjera, busca nuevos caminos en eso de vender arte.

El otro día entré en la galería Nuru, precisamente en su espacio donde han expuesto por ejemplo Jordi Mollá o Domingo Zapata, pintores en exclusiva en Palma de la galería y ahora lo hace el pintor nacido en México DF Enrique Fuentes, que de la mano de su galerista austriaca Marion Fischer, una mujer de un gusto exquisito, ha presentado 17 obras bajo el título de POP.

Estuve conversando con Enrique Fuentes y, de inmediato, me di cuenta de que estaba ante un pintor de la vieja escuela, estudiante en sus tiempos en la Escuela de Bellas Artes de París en la Rue Bonaparte y además un hombre con profunda filosofía y con ganas de crear debates lúcidos entre artistas y espectadores de su original obra. Grandes y medianos tamaños que otorgan a la galería Nuru un gran prestigio y se nota que va en la dirección correcta en las actuales necesidades estéticas del arte.

En la inauguración, amén del galerista de la Nuru, también estuvieron presentes Marion Fisher, Inma Bianchi, que tuvo un gran éxito con su propuesta en la Nit del Art, a pesar que yo reniego de ese evento de propaganda porque creo el arte debe estar en las galerías y los museos, no en la calle o espacios alternativos, el pintor cubano Joaquín Ávila, la pintora de origen suizo Candela Alcibar y muchos otros artistas y coleccionistas interesados en la obra del mexicano. Y uno, que está un poco cansado de muralistas que copian a Gustavo, de pseudoartistas aficionados y galeristas que más que curators parecen botiguers, esto es, tenderos que mal venden los cuadros tirando los precios, símbolo de que no respetan a los artistas, queda encantado cuando se encuentra con galeristas alemanes que sí saben dar el valor que merecen a sus representados.

Un consejo de amigo, nunca se deje influenciar por los advenedizos que venden duros a tres pesetas. Su galería merece continuar con el prestigio con el que ahora cuenta. Y a Enrique Fuentes le deseo un enorme éxito en Palma como ya ha demostrado en ciudades como Viena, Berlín, París y un largo etcétera. La muestra permanecerá hasta el día 17 de octubre. Altamente recomendable.