0

No soporto a la gente que se pone a hablarte en medio de una película y no te deja escuchar bien los diálogos. ¿Es que piensan que no son realmente importantes? ¿De verdad creen que si el director de la película no los juzgara necesarios para el desarrollo de la trama los habría incluido en el guion? ¿Para qué dejamos atrás el cine mudo, entonces? Pola Negri , Mae Murray , Mary Pickford ... ¿Les suenan sus nombres? Eran grandes estrellas del celuloide cuyas exitosas carreras quedaron arruinadas de repente al no poder superar las pruebas de voz. ¿Me van a decir ahora que lo suyo fue en vano?

Conque no digo ya lo que pienso de aquellos que se levantan de pronto para ir al baño o a la cocina y luego vuelven ajustándose el cinturón o mordisqueando un sándwich y sorbiendo ruidosamente una Coca-Cola y les tienes que contar lo que ha pasado mientras tanto. ¿Se creen acaso que son los únicos que tenían hambre, sed y ganas de mear después de estar más de una hora sentados? ¿Tanto les cuesta realmente hacer como tú, a quien incluso se te acaba de dormir un pie, y seguir quietos y en silencio hasta que aparezcan los créditos finales?

¿Por qué creen que yo lo primero que busco cuando leo la crítica de una película en el periódico, además de la puntuación, es cuánto dura? Pues porque sé dónde tengo el límite: dos horas como mucho (dos y media si ya he visto la película antes, estoy en casa y hay helado en el frigorífico).