0

Ante lo sucedido en Ceuta, Francia ha declarado que España no sabe controlar la inmigración y quizás tenga razón. Pero me pregunto qué harían ellos si tuvieran nuestras fronteras y también me pregunto dónde está la Unión Europea. ¿Qué medidas está tomando? Esta vez es evidente que el drama ha sido provocado por el rey de Marruecos como venganza por la acogida de España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali . Pero si un juez español tiene una causa abierta contra él, se tendría que proceder a juzgarlo –que no es entregarlo a Marruecos ni condenarlo–.

Carmen Calvo, demasiado lista, no ha querido relacionar una cosa con la otra y es que se creen que somos tontos y demuestran que les gustaría regresar a unos tiempos en los que la información era controlada por ellos –así evitarían esos ridículos–. Lo que ha quedado claro es que Mohamed VI no tiene escrúpulos ni con su pueblo… Pero el problema de África no es Marruecos y solo Europa tendría fuerza suficiente para ir hasta la raíz que lo genera e imponer justicia en unos países –personas humanas– de África central que están siendo despojados de sus riquezas y abandonados en tal miseria, que sus habitantes, con tal de huir de ella, se meten en el mar a morir… y sin saber que al llegar serán devueltos a sus países, ni que los que consigan quedarse aquí solo serán mano de obra barata y tendrán tareas en las que se tendrán que esconder de la policía. ¡Vaya recibimiento de progreso!

Y es que desde Zapatero en el tema de la inmigración nos ha gobernado un progresismo ingenuo que ha aumentado el problema. No duden que si hubiese llegado a gobernar Podemos, hubiera abierto las fronteras de nuestro país y acabado de hundir nuestra economía. Luego ahí, en la miseria que habrían provocado habrían encontrado la excusa para imponer el comunismo. El problema de fondo es que Mohamed y los progresistas prometen cosas que no pueden conceder: vivienda, trabajo. ¡Si muchos de los que son de aquí no tienen! Ni Europa ni nuestro Gobierno saben qué hacer con el tema, o quizás no les interesa ir a la raíz de todo el problema y solucionarlo… ¡No se puede permitir el robo que se está permitiendo en África! ¡Que vengan otros políticos y se construya otra Europa!