DonDominio ofrece grandes precios y un servicio de atención rápido antes cualquier problema o duda.

¿Qué es un dominio?

Un dominio es un nombre único que identifica un sitio web en Internet, está formado por un nombre, que puede estar creado por letras, números y algún caracter especial como son los guiones o los acentos, más una extensión de dominio, por ejemplo .com o .es, en cuanto a las extensiones hay muchos tipos disponibles y más adelante las explicaremos en detalle.

Para reflejar la importancia de un dominio, se suele comparar con el DNI, ya que la combinación de nombre más la extensión es única y será esta combinación la que se convertirá en vuestra identidad digital, el nombre por el que se les conocerá en Internet.

Partes que forman un dominio

Como ya se ha comentado el dominio está formado por el nombre más la extensión, pero eso no es todo. Para verlo más claro, a continuación tienen un ejemplo.

La forma completa de un dominio sería esta: http://www.tudominio.com ahora, vamos a diseccionar este dominio y a explicarlo parte por parte.

Se empieza con el prefijo, en este caso, http. Este prefijo indica al navegador que protocolo debe usar para acceder al dominio, por defecto suele ser http o https (en el caso de que el dominio cuente con un certificado SSL). Aunque estos dos prefijos son los habituales no son los únicos que existen. Un ejemplo de ello es el prefijo ftp que permite acceder a los archivos ftp de un dominio.

El subdominio, corresponden a las 'www'. El subdominio se crea una vez se haya contratado el Hosting en el cual se va a alojar un dominio y permite crear diferentes direcciones que dirijan a secciones específicas de una página web. Aparte de las tres 'w', hay otros ejemplos de subdominios que se pueden crear: blog.tudominio.com, por si quiere crear una sección específica para un blog de la página web o tienda.tudominio.com, para crear una tienda.

Una vez explicadas estas dos partes, se llega a lo que es el nombre de dominio propiamente dicho, formado por el nombre más la extensión. Ahora es necesario conocer las extensiones de dominio.

Lo primero que hay que saber sobre las extensiones de dominio es que están gestionadas por Registrys. Se llama los Registry a la empresa u organización encargada de la gestión de una o varias extensiones de dominio.

Estas organizaciones permiten que terceras empresas, como DonDominio, se acrediten como Registrars en su sistema, permitiéndoles la gestión directa de los dominios bajo esta extensión.

Extensiones de dominio

En cuanto a las extensiones per se, se dividen en tres categorías principales.

  • Dominios genéricos o gTLD (generic Top Level Domain) estas fueron las primeras extensiones en ser creadas y, aunque en sus inicios cada extensión estaba destinada a un uso concreto, se han vuelto muy populares y se utilizan para páginas web muy diversas. Algunas extensiones que pertenecen al grupo de los gTLD son: .COM, originalmente para páginas destinadas a actividades comerciales; .ORG, para organizaciones; .INFO, para portales de información; .NET, para las Networks…

  • Dominios territoriales o ccTLD (country code Top Level Domain) son las extensiones que hacen referencia a un país en concreto. Algunos ejemplos de ccTLD son: .ES, para España; .FR, para Francia; .PT para Portugal; .DE, para Alemania; .MX, para México…

  • Nuevos Dominios o ngTLD (new generic Top Level Domain) estas extensiones nacieron para dar alternativas a los gTLD, ya que estas extensiones estaban saturadas con el gran crecimiento de nombres de dominio registrados. Se caracterizan por ser una palabra clave, cosa que puede ayudar mucho a elegir un nombre de dominio que describa a la perfección a quién representa y, a su vez, ayude en el posicionamiento orgánico (SEO). Hay muchísimas extensiones abarcadas en este grupo, pero algunas de las más notables son: .TIENDA, .ABOGADO, .FUTBOL, ONLINE..

¿Cómo funciona un dominio?

La función principal de un dominio es la de enmascarar una dirección IP, estas direcciones son un conjunto de números (219.68.54.2.71) que son muy difíciles de memorizar.

¿Cómo sabe el navegador que dirección IP se corresponde con en nombre de dominio? La respuesta está en los DNS, estos se encargan de traducir el dominio a la dirección IP correcta.

Al escribir en el navegador el nombre del dominio al que queremos acceder, el navegador se conectará al servidor DNS que tiene asociado el dominio, y ese servidor le indicará al navegador en que IP está alojada la web del dominio.

¿Qué se necesita para dar de alta un dominio?

Lo primero que se pide a la hora de registrar un dominio es una serie de contactos y el servicio que se asociará al dominio.

Contactos:

  • Titular: es la persona la cual es propietaria del dominio.

  • Administrativo: persona con potestad para gestionar el dominio.

  • Técnico: contacto informativo.

  • Facturación: contacto informativo.

Es muy importante que los datos de contacto sean reales, ya que ante cualquier proceso de validación o reclamación podríamos perder dicho dominio si hemos usado datos falsos.

Servicio asociado al dominio (se indica mediante las DNS):

  • DNS: al registrar un dominio debemos indicar a que proveedor de alojamiento apunta el dominio en cuestión, si registramos el dominio, por ejemplo, en DonDominio y seleccionamos uno de sus planes de alojamiento se asignarán sus DNS automáticamente.

Ciclo de vida de los dominios

Todos los dominios tienen un ciclo de vida y un período de registro anual durante el cual el dominio funcionará, no es posible registrar un dominio por un tiempo inferior a un año.

El ciclo de vida depende de la extensión del dominio, a continuación tienen un ejemplo de la extensión de dominio .COM .

El dominio, al darlo de alta, funcionará por un período mínimo de un año, ¿qué ocurre tras pasar el año si no lo renovamos?, el dominio pasará por las siguientes etapas:

  • Periodo de gracia o Renew Grace Period: tiene una duración de 42 días, durante estos el dominio deja de funcionar, pero el titular puede renovarlo por el precio de renovación habitual.

  • Periodo de castigo o Redemption Period: si durante los 42 días del periodo de gracia no se ha renovado el dominio, este pasará a un periodo de castigo de una duración de 30 días. Durante ese tiempo el dominio dejará de funcionar y aún podrá ser renovado por el titular pero a un precio mucho mayor al de renovación habitual.

  • Periodo de eliminación o Pending Delete: si pasados los 30 días del periodo de castigo seguimos sin renovar el dominio, este entrará el periodo de Pending Delete, en el cual ya nada podremos hacer para recuperarlo, ya que se estará preparando para ser borrado y para volver a registrarlo tendrás que esperar los cinco días que estará en este periodo.

Una pregunta habitual de los usuarios es: el dominio que quiero expira en una semana, ¿podré registrarlo entonces? La respuesta a esto es no, ya que para que alguien pueda registrar un dominio que haya expirado debe esperar a que pasen todos los periodos que hemos comentado anteriormente, en el caso del .COM la suma de estos tres periodos sería de 77 días entre que expira y pueda volver a ser registrado.

¿En qué puede ayudar DonDominio?

En DonDominio son especialistas en dominios, actualmente disponen de más de 800 extensiones de dominio y son agente registrador acreditado en cientos de ellas, lo que les permite ofrecer grandes precios y un servicio de atención rápido antes cualquier problema o duda.