Una profesional, en un laboratorio clínico. | Pixabay

Los expertos han calculado que en Baleares a diario y de media más de 24 ciudadanos sufren una sepsis. La estimación es de dos casos por 100.000 habitantes pero es difícil saberlo pues se trata de un síndrome sin registros oficiales. Cómo se produce, qué es y cuáles son sus riesgos.

La septicemia se produce cuando la respuesta de nuestro organismo a una infección provoca daños en sus los tejidos. Es decir, cuando se activan los procesos que combaten infecciones en el cuerpo, estos hacen que los órganos no funcionen correctamente.

La septicemia puede progresar, empeorar y convertirse en un choque séptico, una disminución considerable en la presión arterial que puede provocar graves problemas orgánicos y la muerte. No obstante, el tratamiento temprano con antibióticos y líquidos intravenosos mejora las posibilidades de sobrevivir. El pronóstico y la gravedad de la sepsis depende del tiempo que se tarde en diagnosticarlo y en iniciar el tratamiento adecuado.

Noticias relacionadas

La sepsis puede llegar a ser mortal, especialmente si no se actúa a tiempo o el tratamiento que se lleva a cabo no es adecuado. El pronóstico depende del tiempo que se tarde en iniciar el tratamiento adecuado.