Sara, la socorrista, en el vídeo que ha grabado junto a Ángel Gaitán.

No forma parte de sus obligaciones profesionales, pero tiene conciencia ambiental y no puede mirar hacia otro lado. Sara es socorristas de Cala en Turqueta, al sur de Ciutadella, y no hay día este verano que no tenga que dedicarse a recoger la basura que algunos bañistas incívicos dejan en esta playa virgen. Colillas, latas de refrescos, restos de fruta, botellas de plástico, bolsas... el botín de esta labor altruista es desolador.

«No voy a dejarlo en el suelo», comenta la socorrista, «para nosotros la playa es como un segundo hogar y no podemos pasear frente a toda esta basura como si nada». Cada mañana los equipos de limpieza dejan la arena impecable, pero a mediodía vuelve a estar igual. Y eso a pesar de que en la entrada de la playa hay contenedores para recoger la basura y baños.

Sara expone la situación en un vídeo divulgado por Ángel Gaitán en sus redes sociales, el conocido como mecánico de Tik Tok, que ha disfrutado de unos días de vacaciones en Menorca este verano. Indignado por esta falta de educación que ha encontrado en algunos turistas, ha decidido denunciarlo ante sus cientos de miles de seguidores en las redes sociales. En su opinión, habría que tomar medidas como prohibir fumar en la playa.

Este popular influencer también se queja de que haya personas que no hacen uso de los baños públicos y dejan sus excrementos, con papel higiénico incluido, en la zona alta de la playa. «Por favor conservad las playas, no seamos cerdos», lamenta a modo de conclusión.