Toni Bennàssar y Jorge Sanz posan antes de la cena con el tranchete de vendimiar que recibió el actor. | Pilar Pellicer

Las Bodegas Vi Rei acogieron este jueves por la tarde la inauguración de la vendimia de este año en un acto que contó con la presencia de Jorge Sanz como Veremador d’Honor. Tras dos años sin realizar este evento de cara al público a causa de las restricciones de la pandemia, el actor, conocido por su participación en numerosas series y películas desde hace más de 40 años y galardonado con un premio Goya en 1989 por la Mejor interpretación masculina protagonista, cortó el primer racimo de uvas ante la presencia de cerca de un centenar de invitados, que minutos más tarde disfrutaron de una cena de gala en las terrazas de la bodega con una degustación de alimentos de la gastronomía mallorquina y de vinos de la denominación de origen Pla i Llevant. «Esta es una gran responsabilidad y un honor, para mí, Mallorca es un sitio de referencia», afirmó el actor madrileño.

El acto contó con la presencia de Éric Jareño, el batle de Llucmajor; Toni Bennàssar, presidente de la DO Pla i Llevant; y Miquel Pascual, propietario de la bodega.

Ph11082211-14.jpg

Jorge Sanz corta el primer racimo de uvas de la temporada delante de todos los invitados del acto.

«Es una persona muy importante dentro del mundo cultural de nuestro país», indicó Toni Bennàssar, agradecido por que Jorge Sanz aceptara la propuesta de ser nombrado Veremador d’Honor  de este año, un reconocimiento que ya tuvo al actor Imanol Arias hace tres años. Por su parte, Éric Jareño mostró su interés por «fomentar los productos típicos de nuestra zona más allá de nuestras fronteras».