El ‘Lady Moura’ llamó la atención frente a la Platja de Palma. | Pilar Pellicer

Dos espectaculares megayates de más de 100 metros de eslora, el Rising Sun y el Lady Moura, fondearon ayer en la bahía de Palma. Se trata de sendas embarcaciones privadas de superlujo habituales en veranos anteriores. Pero su presencia es aún más excepcional al coincidir de forma simultánea en una temporada que hasta ahora no se ha prodigado en este tipo de visitas.

Al Rising Sun se le vio en algunas calas poco accesibles de Mallorca el pasado mes de junio y es, con sus 138 metros de eslora y 7.800 toneladas, uno de los mayores del mundo. Su propietario es el productor cinematográfico David Geffen, que fue socio fundador con Steven Spielberg de los estudios DreamWorks. A bordo ha acogido a estrellas de la canción como Paul MC Carney, Bruce Springsteen y Katy Perry, junto a celebridades de la pantalla como Julia Roberts y Leonardo di Caprio. Y también a un jefe de Estado, como el expresidente de los EEUU, Barack Obama. Entre sus instalaciones a bordo cuenta con una bodega con vinos gran reserva, pista de basket, teatro, piscina y sauna.

Se da la circunstancia de que ambos megayates alcanzan una notable velocidad, al contrario que la mayoría de embarcaciones de este tipo que navegan a marchas moderadas. Así, el Lady Moura supera los 20 nudos mientras el Rising Sun alcanza unos muy notables 28 nudos. El Lady Moura fue construido en 1990 por los históricos astilleros alemanes Blohm & Voss de Hamburg según un diseño italiano de Luigi Sturchio y Maurizio Rossi. Y resulta de una elegante combinación entre modernidad externa con clasicismo en su decoración interior.

Ph10082211-32.jpg

El ‘Rising Sun’, que ya visitó la Isla en junio, fondea frente a Can Pere Antoni.

Con 105 metros de eslora y 7.700 toneladas está valorado en 200 millones de dólares, aunque fue adquirido por una cifra menor hace dos años al magnate saudí Nasser Al Rahid, que fue su titular durante 30 años. Su nuevo armador es el mexicano Ricardo Salinas, propietario de la TV Azteca. Entre otras instalaciones a bordo dispone de helicóptero, sala de cine, discoteca, beach club, gimnasio y una gran embarcación auxiliar que se utiliza para acceder a tierra en las visitas donde permanece fondeado.