El dibujo y los tatuajes son dos de las aficiones de Javier Darder.

4

Javier Darder Pérez (Palma, 1998) deslumbra en las pasarelas y es imagen de Emporio Armani. Su cuerpo fibroso y espigado a la vez es fruto de su formación como bailarín en el Conservatorio de Palma, y probablemente también se deba a eso la gracia felina con la que se mueve en los desfiles de moda. Le encantaría poder hacer cine y televisión, y por eso está estudiando interpretación en el Instituto del Cine de Madrid. Atractivo no le falta.

¿Cuándo empezó a interesarle el mundo de la moda?
–Desde siempre, ya que cuando éramos muy pequeños, mi hermano gemelo y yo ya hacíamos publicidad. Mi madre también ha sido modelo, por eso hemos estado siempre muy familiarizados con el ambiente de la moda y la fotografía publicitaria.

¿Cómo fueron sus inicios en la moda?
–Empecé a los 17 años en la Fashion Week de Barcelona, y en Milán y París, pero al año lo dejé porque era muy joven para ese tipo de trabajo y quería seguir estudiando.

¿Cuál fue su primera campaña? ¿Recuerda lo que se compró con su primer sueldo?
–En esta segunda etapa de mi profesión, mi primera campaña ha sido en Milán con Emporio Armani, pero a los 17 años fue en Madrid con Pepe Jeans y, la verdad, lo primero que hice con mi primer sueldo fue… ¡ahorrarlo!

Hasta la fecha, ¿cuál ha sido su mejor pasarela o sesión fotográfica?
–Mi mejor pasarela fue el mes pasado en la Fashion Bridal de bodas, en Barcelona, con unos maravillosos trajes de novio de Carlo Pignatelli. ¡Fue todo un espectáculo! Disfruté muchísimo. Y mi mejor sesión fotográfica… pues son muchas, ya que he trabajado con equipos de moda internacionales y muy profesionales.

¿Con qué modelos famosos ha compartido pasarela?
–A los 17 años ya comencé trabajando con Jon Kortajarena, el cual me dio muchos ánimos para que continuase, él fue mi primer referente.

¿Cómo está su agenda profesional para los próximos meses?
–El plan para los próximos días es ir a Milán y a Venecia, y posiblemente Lisboa (los planes de trabajo solo los aseguran en el último momento), y a medio plazo, mi agencia en Los Ángeles ya está preparándome el visado para próximamente trabajar ahí, en L.A. y en Nueva York. Será mi gran salto y mi gran proyecto.

¿Ha tenido alguna proposición deshonesta en el trabajo?
–Pues nunca he tenido ninguna proposición deshonesta. Mi agencia siempre me ha conseguido trabajos con grandes profesionales y 100 % íntegros en su trabajo… ( y si he intuido algo, el ‘NO’ siempre me ha funcionado).

¿Cuál es la parte de su cuerpo que más vende?
–Creo que lo que más atrae en publicidad de mi cuerpo son los ojos y el pelo, pero, sinceramente, lo que más vende es todo el conjunto de la persona, pero lo más importante es la actitud, si, es eso, la actitud, dejar buena huella allí donde vayas.

¿Cuáles son sus aficiones?
–Dibujar, sobre todo tattoos, también me gusta mucho la música, hacer fotos... , me encanta mirar a través de la cámara y ver las fotos que hago.

En la pasarela destaca por un físico y una imagen cautivadores.

¿Cuál es su objetivo en el mundo de la moda?
–Mi objetivo en el mundo de la moda es hacer bien mi trabajo, mejorando día a día, sacando lo mejor de mi, trabajar como si cada sesión de fotos fuese única, posando para los mejores fotógrafos y colaborando con mis compañeros, en pasarela y fotografía, en cualquier ciudad de cualquier parte del mundo, durante muchos años ya que me encanta mi profesión. Me siento muy satisfecho de haber encontrado mi camino haciendo lo que siempre he deseado.

¿Quiénes son sus referentes en la pasarela?
–Mis referentes en la moda son dos modelos, Issa Lish y Parker Vaan Nord.

¿Tienes pareja? ¿Se liga mucho siendo modelo?
–No tengo pareja, pues valoro muchísimo mi independencia y mi paz interior. Y ligar …, pues como no tengo interés en tener pareja, ni me entero del ligoteo.

¿Qué es lo más duro de su profesión?
–Lo más duro son los aeropuertos y la soledad en los hoteles en ciudades desconocidas, pero queda compensado cuando me pongo a trabajar. En la pasarela queda reflejada la personalidad y la creatividad de quien lleva la ropa, mirando a la persona en un instante. La imagen de lo que llevas puesto refleja mucho de cómo eres en tu interior...¡Y lo bien que te sientes llevando lo que te gusta!

El apunte

Mucho más que una profesión

La de modelo es una profesión que exige mucho sacrificio, y eso lo sabe muy bien Javier Darder Pérez, que con solo 23 años ha pisado ya las pasarelas más destacadas de la moda a nivel mundial y    Emporio Armani ha puesto sus ojos en él. Talento no le falta, ni tampoco ambición.