Brindar con un anillo de oro en el interior de la copa es una de los rituales. | Pexels

0

Puede que 2021 no haya sido el año que muchos esperaban. Sin embargo, este uno de enero brinda una nueva oportunidad para empezar un 2022 cargado de suerte e ilusión. La Nochevieja trae un número cuantioso de Rituales para atraer la salud, el dinero y el amor. También es, sin duda, el momento ideal para despedir malos hábitos y marcarse nuevos retos para el año que entra. Por delante quedan 365 días para disfrutar, aunque ya seas supersticioso o no, existen varios ritos a seguir para entrar de bien seguro al 2022 con buen pie.

Más allá de los rituales, algunos más peculiares que otros, existe una simbología sobre los colores de la mesa de Nochevieja. Tiene que haber tres tonalidades que dominen: el blanco, el rojo y el verde. Puede ser el mantel blanco y poner hojas verdes de alguna planta. Es importa que se trata de elementos naturales y no artificiales. Para el rojo se pueden poner unas cintas o las servilletas. El verde significa prosperidad y dinero, el rojo es el amor y el dorado la suerte. Además de los colores, estos son algunos de los rituales de la buena suerte a seguir este 31 de diciembre:

Ropa interior roja

Este es uno de los rituales más extendidos entre nuestra sociedad para Nochevieja. La historia más extendida explica que la idea vino en la Edad Media cuando el rojo estaba relacionado con la brujería o el demonio y estaba prohibido llevarlo en público. Pero, también se empezó a creer en esta época que, en invierno, donde hay ausencia de color, el rojo podía simbolizar vida. Hoy en día es muy común ver los escaparates de las tiendas de ropa con bragas, tangas y calzoncillos de este color durante los días antes de Nochevieja.

Un anillo en la copa de champán

Este es otro de los ritos más comunes y con él se atrae al amor y la suerte. Pasada la media noche, cuando llegué el momento de brindar, hay que tener preparada la copa de champagne y un anillo (o cualquier otra joya), si puede ser preferiblemente de oro. Es importante que sea una pieza con un significado emocional para que así se fusione el amor y la buena suerte en el mismo ritual.

Comerse las 12 uvas

Este es el ritual con más seguidores en España. Pocos hay que el 31 de diciembre no se coman las doce uvas y más con la presión de que «hay que comérselas todas para tener buena suerte». Aun así, no se sabe a ciencia cierta por qué se sigue esta tradición. Algunas teorías dicen que la clase burguesa en 1882 ya las comían o que en 1909 hubo muy buena cosecha y las vendían como «uvas de la suerte». Sea como fuere, este es un buen momento para pensar en doce deseos, uno por cada uva.

La ventana abierta

Esta tradición encuentra su origen en los países sudamericanos, allí se deja la ventana y las puertas abiertas para dejar salir las malas energías durante la cena de Nochevieja. Incluso, echan agua por ellas en forma de símbolo ya sea con vasos o cubos. Además, este año este ritual no ayudará a curarnos en salud, ya que las autoridades sanitarias recuerdan que para evitar contagios es importante la ventilación, la distancia y la mascarilla durante las comidas y cenas familiares.

Propósitos del año nuevo

Ir al gimnasio, dejar de fumar, viajar más... son algunos de los propósitos más comunes para el año nuevo. Para seguirlos a rajatabla es importante escribir con algo de tiempo en una lista todos aquellos objetivos que tenemos que cumplir durante los 365 días que vienen. Más allá de atraer la buena suerte, esta lista servirá para que cada vez que pierdas tus objetivos de vista poder ir a ella y recordártelos.

Lentejas

Esta tradición italiana ha llegado hasta El Vaticano. El día 31 de diciembre al mediodía se comen lentejas. No es que las tomen de noche o que las junten con las uvas, es la última comida del año y es símbolo de la abundancia en Italia. Comer un plato de lentejas para que no te falten los alimentos y tengas la nevera y la despensa llena durante el próximo año.

Ducha de sidra

Este es uno de los rituales más peculiares que existen. Cuenta que para la primara ducha del año hay que llevarse un vaso de sidra y, antes de abrir el grifo, tirárselo por encima. En importante que no caiga en el pelo, solo hay que echarlo por el pecho y la espalda. Este rito es símbolo de abundancia y la atraerás si es lo primera que te echas por encima.