La mallorquina colabora en una campaña de Unicef. | Instagram

1

Angy Fernández ha recurrido este domingo a las redes sociales para explicar cómo es vivir con depresión. La artista colabora en la iniciativa de Unicef, «Pide ayuda, no estás sola/solo», en la que también participan Georgina Amorós, Beret, Carolina Marín, Garbiñe Muguruza, Miguel Ángel Muñoz y Rayden.

Con motivo de esta campaña la cantante recuerda el día en el que decidió hacer público que sufría depresión: «Un día decidí contar mi historia, una historia no más diferente que otras, ni peor que otras, simplemente mis vivencias, donde la mente me ha jugado malas pasadas y ha hecho más difícil enfrentarme a la vida o enfrentarme a según qué situaciones».

La mallorquina señala que fue una decisión complicada, ya que pensaba que le podía afectar laboralmente: «Tenía miedo a que no me llamaran para trabajar, a que me vieran débil. Una mente que se siente culpable por estar mal, por no disfrutar de lo que tiene (no es algo constante, hay momentos felices), una mente que viaja al pasado de repente para revivir en el cuerpo, en el estómago, momentos traumáticos».

«Una depresión que ha formado parte de mi muchos años, y con la que he trabajado y vivido, poniendo la mejor de mis caras en según que momentos, porque no estaba constantemente triste , pero si que estaba ahí», indica en la publicación.

Eso sí, la artista sigue trabajando para hacer frente a la enfermedad: «Sigo lidiando con una ansiedad, pero cada vez siendo más consciente de todo, con más herramientas. No he dejado de ir a terapia y siento que quedan cosas por sanar».

Además, ha mandado un mensaje de ánimo a las personas que se encuentran en su misma situación: «Si no tienes fuerzas hoy, no pasa nada. Si no las tienes mañana, no pasa nada[...] Lo importante es darte cuenta. Y pide ayuda, por favor, si esto se lleva repitiendo tiempo».

«No se puede estar bien todo el tiempo. Te mando amor y fuerza y espero que puedas encontrar a la psicóloga/o que te de las herramientas para lidiar con las cosas», concluye el texto.

Angy comunicó a través de Instagram que sufría depresión. En una publicación en la que se despedía del 2018, la actriz seleccionó las imágenes que mejor resumían su año y las acompañó de un largo texto en el que explicaba la dura situación que estaba atravesando.