Las estrellas blancas, con iluminación led, son el adorno común del centro de Palma. | Pere Bergas

5

Se acerca la Navidad y la ciudad empieza a engalanarse. Durante los últimos días, los operarios del Ajuntament de Palma han comenzado a instalar la iluminación navideña en distintas calles del centro de Palma.

«Hace unas tres semanas instalamos el cableado general y, a partir de octubre, colgamos todos los adornos. De lo que llevamos hasta ahora, la estructura es la misma, pero las bombillas led son nuevas. Parece que no han escatimado en gastos; no queremos que a la gente le falta de nada», afirmó jovial y risueño uno de los operarios, que colocaba las estrellas luminosas en la calle de Sant Domingo.

El año pasado, el presupuesto para la iluminación navideña fue de 1,44 millones de euros. Con 265.580 metros de guirnaldas se decoraron 225 calles de 65 barrios, y 33 vías estrenaban nuevos materiales. Además, se iluminaron 1.160 árboles y 200 palmeras.

Este año no sucederá lo que en 2020, en que el apagado de las luces se adelantó al día dos de enero por la alta incidencia de la COVID-19.