Salida de la marcha de Palma a Lluc a Peu. | Pere Bergas

4

Había ganas de Marxa, ganas de sumar pasos hacia la ‘vieja normalidad’. Según el grupo, alrededor de 3.000 personas se reunieron este sábado por la noche en la plaza Güell para participar en la 47 edición de la tradicional caminata a Lluc, que el año pasado no pudo celebrarse a causa de la pandemia.

«Estamos entusiasmados. Creo que es muy importante que se haya podido celebrar la marxa. Es un avance hacia la normalidad y una prueba; si la gente cumple y todo sale bien quizás las autoridades empiecen a darnos más libertades», afirmó el presidente del Grup Güell, Francisco Bauzà.

Este año destacaron las medidas de seguridad sanitaria implantadas por el grupo y ejecutadas en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En la plaza, los marxaires debían llevar la mascarilla puesta en todo momento y, a la hora de la salida, fueron colocados en filas, «tantas como nos permitió el ancho de la calle, la idea era que no salieran en tromba. También intentamos que no se colase mucha gente sin dorsal. Desde Inca está previsto que salgan otras 2.000 personas a las 5.30 de la madrugada», explicó Pedro Guasp, responsable de la seguridad de la Marxa.

Animación y homenajes

A partir de las 20.30 horas aparecieron los primeros marxaires en la plaza Güell, que se animaron con los bailes de boleros, de los Balladors de Lluc, y con la música de Los Naipes. Más adelante, como en otras ediciones, Madó Pereta ofreció un breve espectáculo.

Finalizada la animación comenzaron los homenajes. Anoche se inauguró el busto de Tolo Güell, esculpido por la artista Irene Navarro, en presencia de su viuda, Maruja Martínez, emocionada con el acto. Antes se reconoció la figura de Juan Ripoll, director de Relaciones Institucionales de Eroski, fallecido este año, así como «a las víctimas de la COVID y los colectivos sociales que lucharon contra la pandemia».

Tras unas palabras del alcalde de Palma, José Hila, y del presidente del grupo, los voluntarios comenzaron a ubicar a los participantes, que emprendieron la marcha alrededor de las 23 horas.