La música estará presente en el primer mercadillo medieval que se celebra en Palma tras la pandemia.

1

El Passeig Sagrera acogerá esta semana un amplio mercado artesanal de temática medieval, el primero de este estilo desde que comenzó la pandemia. Los maestros artesanos montarán sus parades este miércoles y estarán en pie hasta el próximo domingo, entre las 10.30 y las 22 horas. Todos los puestos serán de madera y los artesanos irán ataviados con vestimentas de la época.

«El mercado trasladará a la gente a la época medieval. En Palma no había ningún mercado de este estilo excepto el que se monta para el Dia de les Illes Balears, es algo diferente y atractivo. Estamos muy ilusionados, no hemos montado nada desde 2019; comedidos y con prudencia, es un gran paso hacia la normalidad», expresó Daniel Curcio, administrador de la empresa organizadora del mercado Mime Mercats, que asegura haber tenido una gran acogida entre los artesanos de la Isla. «La respuesta ha sido muy amplia. Hemos tenido que elaborar una lista de espera ya que, dadas las restricciones, no nos quedaba más sitio; casi una veintena de puestos han tenido que quedarse fuera».

Variedad

En sus 40 parades, el público asistente encontrará todo tipo de productos: artesanía del vidrio, del cuero, de la piel, de la madera, del metal, joyería en plata y alpaca, pinturas, bordados, cosmética natural o juguetería. Además, habrá una zona destinada a la gastronomía en la que hallarán especias, gominolas, patatas fritas y asadas, pizzas o una pulpería entre otros muchos manjares.

Asimismo, el mercado contará con un llamativo espectáculo el sábado 18, entre las 17 y las 20.30 horas, a cargo de Milites Majoricarum, un grupo de apasionados de la Edad Media que ya han participado en otros eventos, como la feria de Capdepera o la fiesta del desembarco del Rei en Jaume en Santa Ponça. «La idea es animar el mercado y dar a conocer el vestuario de los caballeros del siglo XIII, iremos vestidos con cotas de malla metálica, cascos, escudos y espada, siguiendo todas las reglas históricas y replicando la vestimenta de forma fidedigna. Recorreremos el paseo de arriba a abajo y, quien lo desee, podrá fotografiarse con nosotros. Que la gente no se preocupe, porque nos van a oír llegar, vamos acompañados por un tambor que llama mucho la atención», explicó Bernat Carrot, miembro de la agrupación.