El ‘Harmony of the Seas’, amarrado en el puerto de Palma. | Pilar Pellicer

10

El Harmony of the Seas, perteneciente a la clase de cruceros más grandes del mundo, a cargo de la firma Royal Caribbean, inició este lunes en Palma la temporada estival con escala semanal en Mallorca, hasta el próximo mes de octubre. Con 226.963 toneladas y una capacidad máxima para 6.400 pasajeros, mide 362 metros de eslora por 47 de manga y navega como un gigantesco ‘resort’ en el mar, destinado al turismo masivo y familiar.

Se trata de la primera experiencia vacacional con un buque de estas dimensiones en el Mediterráneo, tras el impacto turístico provocado por la pandemia. El itinerario completo de una semana de duración ofrecido para este año es Barcelona, Palma, Marsella, La Spezia, Civitavecchia y Nápoles. Y se ofrece a un precio rebajado, a partir de unos 700 euros por persona. Entregado en 2016, este buque ya había operado en nuestras aguas con anterioridad y ahora reinicia sus cruceros, una vez adoptadas las actuales medidas de seguridad y controles sanitarios a la hora de acceder a bordo. Así, solamente se permite el viaje a los cruceristas vacunados con las dos dosis y se suma al protocolo establecido para los demás buques de crucero que ya han iniciado el operativo turístico en Palma.

Al contrario de otros cruceros, este buque fue diseñado y construido en Francia por STX para esta naviera noruego-estadounidense, como un destino en sí mismo. Así, a bordo dispone de instalaciones únicas, como una calle ajardinada, una galería comercial con un gran abanico de comercios de ocio y restauración y unas suites panorámicas tipo loft a una altura de 50 metros sobre el mar.